«La primera vuelta, la única en la que he asumido algún riesgo»

Marc Márquez, además de pilotazo y campeón del mundo, es un disfrutón de la vida, por eso le dejó más indiferente que nunca su sexto puesto en el GP de Francia, porque no arriesgó, como en Jerez, porque se limitó a mantener su ritmo desde la segunda a la última vuelta. Sólo en la primera vuelta tomó riesgos y dejó en ella un bonito adelantamiento, a Nakagami y Quartararo en la curva de entrada a meta. Luego, se benfició de tres caídas y no replicó ninguna de las pasadas que le hicieron, porque no podía.

-¿Qué balance hace de su carrera en Le Mans?

-No sé lo que se ha visto por la televisión, pero en la primera vuelta ha sido la única en la que he asumido algún riesgo, para poder conseguir posicionarme en esas posiciones de cabeza y coger el ritmo de los pilotos delanteros, pero aún así he visto que iban más rápido que nosotros y ha sido una lástima que en la última curva, con Nakagami y Quartararo, que se han ido largos y hemos perdido algo de tiempo todos, por lo que se ha cortado el grupo. Quartararo tenía ritmo y ha podido llegar, pero yo no tenía ritmo para poder llegar a los pilotos de cabeza, y allí me he dedicado a terminar la carrera, a encontrar mi ritmo sin obsesionarme quien venía por delante o quien iba por detrás, para sentir lo que podía hacer y es lo que he hecho. Me he dedicado a buscar mi límite de la situación, buscar hasta dónde podía llegar y nada más. Una sexta posición que en realidad es un noveno, pero bueno, se han caído tres pilotos y ese es un poco el objetivo que marqué ayer, del quinto al séptimo y me he quedado a la mitad.

-¿Su referencia es la distancia en tiempo respecto a la cabeza?

-Sí, y vuelven a ser quince segundos, que son demasiados. Sí que es verdad que podrían haber sido doce si no me relajo al final, porque me he dejado ir, pero siguen siendo muchos segundos y no es fácil aceptar la situación de acabar sexto. Como estoy lejos, no me entra la duda de si coger más riesgos o no ya que sabes que por mucho que arriesgues no vas a llegar, así que estamos trabajando, estamos insistiendo y estoy intentando mejorar mi estilo de pilotaje. Honda está intentando encontrar la solución y soy el primero que dice que necesitamos algo. Ya dentro del box, aunque hay equipo, ingenieros, moto y piloto, se están acabando las ideas de probar cosas y ahora falta también que vaya llegando material y que la moto vaya evolucionando.

-¿De dónde saca la motivación para seguir tirando?

-La motivación es intentar llegar. Si estas lejos está claro que la motivación siempre es marcarse un objetivo realista. Ayer me marqué el objetivo de quedar del quinto al séptimo, pues bueno, se han caído tres y lo he podido conseguir, pero sé que de velocidad no estaba ni quinto ni sexto, estaba más lejos, pero me marco más objetivos para el fin de semana y esa es la manera de trabajar y de salir motivado a pista y de empujar hasta unos ciertos riesgos.

-¿Qué opina de Bastianini? Hoy ha desquiciado a Pecco.

-Sí. A veces pasa que cuando te pasa una misma moto pero de un equipo satélite, puede ser que cometas el error. A mí me ha sucedido en el pasado, pero al final es experiencia.

-¿Qué opina del campeonato? Falta un killer.

-Está claro que para el campeonato está Quartararo, al que todo el mundo esperaba, pero luego también están Aleix, que a priori no se esperaba, y también está Bastianini, al que tampoco se esperaba. Se está viendo una categoría de MotoGP muy abierta, con líderes diferentes en cada carrera y sí que para mi gusto faltan adelantamientos en las carreras, un poquito más de jaleo, pero con estas motos es muy difícil adelantar. Sí que es cierto que la gente está pilotando muy bien y hay tres o cuatro pilotos, yo diría sobre todo Quartararo, Aleix y Bagnaia, que son los más constantes. Bastianini es muy rápido en algunos circuitos pero en otros sufre un poco más, pero está ahí.

-¿Qué dicen los japoneses de las piezas que han de traer y qué es lo que pide?

-No, yo no pido, yo explico donde está el problema y los ingenieros son los que tienen que saber cómo solucionar el problema. Si yo pido o intento solucionar el problema es como dar tiros al aire. No sé de números. Yo explico donde tengo el problema pilotando y ellos tienen que pensar cómo mejorarlo. Están trabajando, no paran, están buscando soluciones y sí que por suerte tanto mis comentarios como los de Pol, Nakagami o Alex son similares, unos los sufren más otros los sufren menos, pero es ahí donde se está trabajando para ver si en los test de Montmeló pueden llegar ya cosas y podemos dar un pasito más. Mi problema sigue siendo el mismo que el de pretemporada, cuando yo ya dije que tenía unos problemas. Cuando había mucho grip el tercer día de test, la moto iba bien, pero esas condiciones no te las encuentras nunca en un gran premio, que es completamente diferente y lo que me temía en pretemporada, que es lo que acabó pasando, sobre todo cuando hemos llegado a Europa a circuitos más pequeños.

-¿Pero esta Honda no es mejor que la del año pasado?

-Las carreras que estamos haciendo este año con esta moto son todas más rápidas que el año pasado, lo que quiere decir que la moto va mejor. Lo que pasa es que los otros van todavía más rápido y es ahí donde está la historia. La moto del año pasado era diferente, pero con esta moto se está rodando más rápido y es ahí donde yo me ciño a lo mismo pues es una moto muy nueva en la que en realidad no hemos probado todavía nada. Hemos probado balances de la moto, pero nada de un chasis diferente y es ahí donde estamos trabajando y vale más hacerlo con calma para que cuando lo traigan vaya bien.

Deja un comentario