La temida Sanglas 400

Si peinas canas, recordarás la Sanglas 400, una moto temida no por la moto en sí, sino porque sobre todo fue usada por servicios oficiales como Guardia Civil, ejercito y otros Organismos Oficiales.. Nos adentramos en la historia de esta moto y esta marca que comenzó su andadura en los dificiles momentos de después de la Guerra Civil Española.

En 1942, Sanglas comienza su andadura. Desde el principio los hermanos Sanglas, ayudados por la empresa textil familiar y con un ingenio fuera de toda duda, se orientaron a fabricar una moto dirigida a los Organismos oficiales del Estado. Por aquel entonces motos como BMW, DKW y alguna otra marca, eran las preferidas por los paises para sus cuerpos oficiales y Sanglas quería ser la alternativa. Se fijaron mucho en DKW, la marca alemana por aquel entonces era la referencia, sobre todo por su robustez y diseño. En 1947, empiezan su producción y a finales del año siguiente tendrían unas 200 motos vendidas.

Motopoli 85ebc359Motopoli 85ebc359

Os acordais que «en capitulos anteriores», hablamos de la Derbi Antorcha. En dicho artículo recordábamos que con la aparición de coches asequibles o accesibles para la gente, las motos de gran cilindrada dejaron de tener éxito de ventas. Bien, quizá este hecho supuso la desaparición de la marca que, desde Barcelona, fabricó motos desde 1942 hasta 1981. Las Sanglas no eran motos deportivas, pero sin embargo eran muy buenas en largas distancias. Estaban diseñadas para aguantar, para resisitir, para tener velocidades de crucero bastante aceptables para la época.

En los 70, Sanglas llega a un acuerdo con Yamaha para suministrar motores a la 500 S2. El acuerdo, parece ser que no solo llegaba al corazón de la moto sino que se urdió un importante plan para que Yamaha, comprara Sanglas y pudiese desarrollar la marca en España para vender en nuestro país y en Europa.

Un hecho curioso, es que ya en los albores de su desaparición, Sanglas fue vendida al banco Banesto cuyo presidente era Javier de la Rosa. La misión en los años 80, junto al auspicio del gobierno, era crear plusvalias e ir intentando vender las acciones a capitales extranjeros con el fin, de que Yamaha pudiera comprar la marca y usar sus fábricas y talleres. Sanglas desaparecería para siempre y con sus restos, se creó Yamaha España.

Sanglas 433Sanglas 433

La Sanglas 400

La Sanglas 400 es quizá la Sanglas más famosa. Hubo varias versiones y se utilizaron en multitud de Organismos Oficiales. ¿Por qué fué temida? bueno, era la moto predilecta de la Guardia Civil de la época. ¿Hay que temer a la  Guardia Civil? en principio no, pero no tienes más que ver como cuando en la autovía hay un coche de la benemérita circulando, nadie se atreve a adelantarles.  Tuvo una vida larga, 16 años ni más ni menos. Sanglas logró que esta 400, se convirtiera en el vehículo oficial de los organismos oficiales de España. Les reportó más ventas y aunque no eran cifras apabullantes, también tuvo cierto éxito entre particulares que buscaban una moto versátil y fiable. Tenía 422 centímetros cúbicos, más de los 400 que declaraba, tenía un motor monocilíndrico con un carburador Amal. Depende del modelo, que hubo varios, pero la potencia rondaba los 30 cv. Suficientes para moverse con soltura y llegar a velocidades de 140 km/h.

Se manejaba de forma sencilla y el peso rondaba los 160 kilos en vacio. El problema de esta Sanglas vino cuando en España, se pudieron comprar las motos japonesas. Japón irrumpió en el mercado de la moto con propuestas tecnológicamente superiores y además a precios más competitivos. Esta Sanglas 400, sobre todo el útimo modelo fué muy utilizado por la Guardia Civil. Después de la Sanglas, la Guardia Civil empezó con la K de BMW hasta ahora, que siguen utilizando motos de la firma alemana.

Esta Sanglas la he llegado a ver con sidecar, los modelos T,E,F,Y se iban actualizando y limando apartados en diseño a lo largo de los años. A mi la que más me gusta es la T Deluxe, con cromados y aunque como sabeis, Sanglas fabricó más modelos, el 400 es mi favorito.

SasaSasa

Sanglas es otra de las míticas marcas que en España existieron, tuvieron su historia y desaparecieron. Cataluña en aquella época era un polvorín de marcas, soluciones geniales e historias que contar. Bultaco, Montesa, Sanglas, Pegaso, algunas aunque de otra forma, siguen existiendo como Derbi, Gas Gas, pero a veces me pregunto ¿ Por qué no se pudo conservar más de nuestro genial patrimonio en el mundo del motor?

Hoy en día, la Sanglas 400 la puedes encontrar a precios muy accesibles en el mercado de segunda mano, alguna tristemente ha servido como base para hacer alguna café racer. Sin duda una moto clásica de colección que merece estar en cualquier garaje.

Deja un comentario