La ‘treta’ de Seat para que el Arona y el Ibiza no paguen impuesto de matriculación

Con la llegada de 2022 y el uso del ciclo de homologación WLTP –más estricto que el anterior NEDC– para determinar los tramos del impuesto de matriculación, el coste de muchos modelos ha aumentado considerablemente. Para evitarlo, algunas marcas han adaptado, en la medida de lo posible, las gamas de algunos de sus vehículos, como es el caso de los Seat Ibiza y Seat Arona.

Analizando las opciones más demandadas de ambos, Seat ha llegado a la conclusión de que los acabados Style y FR son los más populares, así que ha introducido pequeños cambios para conseguir que el mayor número posible de motorizaciones combinadas con estos niveles de equipamiento estén por debajo de los 120 g/km de CO2 y, así, estén exentos del pago.

Relacionado

El Ibiza ya disfrutaba de esta ventaja en toda su gama de motores con el acabado Style, exceptuando el motor más deportivo de 150 CV. Y para lograrlo en el formato FR (salvo con el propulsor más potente), la marca ha optado por reducir el tamaño de las llantas de serie, que ahora es de 16 pulgadas.

Lo mismo ha hecho en el caso del Arona, pero al ser un SUV más voluminoso, es más difícil contener las emisiones, por lo que solo el motor 1.0 TSI en los dos acabados (Style y FR), así como la versión TGI con etiqueta ECO, se libran del pago.

El resto del equipamiento se mantiene intacto, contando los dos vehículos de serie en todos sus acabados con faros full LED, asistente de frenada automática con detección de peatones, asistente de cambio involuntario de carril y detector de fatiga.

Seat Ibiza y Seat Arona

Además, a nivel de conectividad, cuentan con el sistema Seat Connect con pantalla táctil de 8,25 pulgadas, que en niveles superiores puede reemplazarse por el sistema Full Link inalámbrico compatible con Apple CarPlay y Android Auto, incluyendo hasta una pantalla de 9,2 pulgadas.

Por último, tanto el utilitario como el todocamino pueden sumar los paquetes de equipamiento ‘Plus’, que suman elementos como el cuadro de mandos digital de 10,25 pulgadas, el control de crucero adaptativo y predictivo, el sistema de reconocimiento de señales, el asistente de atascos, el asistente de aparcamiento automático o el asistente de luces automáticas, entre otros elementos.

El Seat Ibiza Style está disponible desde 18.350 euros y el FR desde 22.360 euros, mientras que el Seat Arona Style parte de los 22.580 euros y el FR desde 25.400 euros.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Deja un comentario