La Volkswagen T4 ya ha cumplido 30 años: por esto está tan demandada

Si tienes alguna y la compraste cuando salió, seguro que ahora mismo te estás llevando las manos a la cabeza y diciendo, «¡cómo pasa el tiempo!».

Ya han pasado 30 años desde que Volkswagen llevó a cabo su propia revolución en el segmento de los vehículos comerciales con la Volkswagen T4.

En septiembre de 1990, después de haber producido nada más y nada menos que 6,7 millones de unidades de la T1, T2 y T3 con el motor ubicado a la parte trasera, Volkswagen revolucionó su segmento comercial con el traslado del motor a la parte delantera.

Con la llegada de la Volkswagen T4 y por primera vez en la historia del Bulli, la mítica furgoneta dejaba atrás la era de la propulsión.

Los motores modernos en línea con convertidores catalíticos reemplazaron a los viejos y venerables motores boxer.

En septiembre de 1990, solo unas semanas antes de que Alemania Oriental y Occidental volvieran a ser una, Volkswagen entregó las primeras unidades de la T4 a sus concesionarios.

A medida que Europa volvía a crecer, el cambio de la propulsión a la tracción delantera también hizo que todo cambiara en el nuevo T4: el diseño, la suspensión, los motores y el espacio que se ofrecía.

En la parte trasera, donde en el T3 el motor bóxer todavía necesitaba cierto espacio, ahora había mucho más espacio disponible. El nuevo sistema de propulsión y el diseño de la suspensión acercaron aún más el rendimiento de la camioneta al de un automóvil de pasajeros. Volkswagen también mejoró significativamente las características de seguridad.

Además de todas estas novedades, por primera vez, con la T4, Volkswagen ofrecía la furgoneta con dos distancias entre ejes diferentes. La nueva construcción de la carrocería también hizo posible ofrecer un modelo de corte pick-up y un concepto de cabina modular que tuvieron mucho éxito en el mercado de comerciales.

Los diversos accesorios compuestos por cama, mesa plegable y asientos individuales en la segunda fila, hacían que el Multivan utilizara el espacio adicional en el interior de manera especialmente inteligente. El concepto de motor delantero también trajo consigo una libertad completamente nueva para equipar la icónica California.

Con el lanzamiento, el T4 se ofreció con tres motores de gasolina y dos motores diésel de aspiración natural. Se trataba de unidades de cuatro y cinco cilindros con una potencia que iba de los 44 kW (60 CV) a los 81 kW (110 CV).

Todos los modelos T4 de cinco cilindros, más el Caravelle GL y el Multivan, tenían dirección asistida. Los motores de cinco cilindros también se podían combinar opcionalmente con transmisión automática. A partir de 1993, Volkswagen volvió a ofrecer un sistema de tracción total para el Bulli: el T4 syncro.

La tracción total requería un motor de cinco cilindros, pero estaba disponible para otras variantes.

Para que veáis que se trataba del modelo del cambio, en 1995, Volkswagen Vehículos Comerciales se convirtió en una marca autónoma de Volkswagen AG. Un año después, el T4 recibió una actualización integral.

A partir de este momento las versiones de pasajeros / autocaravanas eran identificables por los intermitentes blancos en lugar de amarillos. Paralelamente, se alargó la parte delantera del Multivan, Caravelle y California. Se equiparon frenos de disco en todas las ruedas, parachoques que absorbían mayores impactos, una nueva gama de llantas y faros en un diseño cónico en forma de cuña que mejoraban la apariencia de toda la gama T4.

El T4 estaba propulsado por un motor de cinco cilindros y 2,5 litros que entregaba 75 kW (102 CV), el primer motor turbodiésel de inyección directa (TDI). El frontal más largo de las Multivan, Caravelle y California también facilitó el uso de un nuevo motor de gasolina de seis cilindros con 2,8 litros de cilindrada y una potencia de 103 kW (140 CV).

En 1998, Volkswagen Vehículos Comerciales introdujo un motor adicional: un TDI de 2.5 litros que entregaba 111 kW (151 CV), el diésel más potente de la gama T4. Con el cambio de milenio, el V6 también acercó más las prestaciones al modelo gracias a sus 150 kW (204 CV).

Al igual que con el T3, el T4 también tuvo un modelo especial, la «Limited Last Edition«. El Multivan «Limited Last Edition» con un equipamiento de serie muy exclusivo se anunció al final del tercer trimestre de 2003.

Para cuando la exitosa línea de productos dio paso ese mismo año a la T5, se habían producido alrededor de dos millones de unidades de esta generación de furgonetas.

En muchos países, los primeros modelos T4 están siendo reconocidos como vehículos clásicos con placa de matrícula H y actualmente tienen una demanda particularmente elevada -por su precio elevado por asequible- independientemente de la edad, aunque los más cotizados son las versiones California, las versiones especiales y la «Limited Last Edition».

¿Se trata de un modelo de la burbuja «camper»?


Deja un comentario