LG cierra su división de móviles… para pisar el acelerador del coche eléctrico

Oficialmente, LG ha anunciado hace tan solo unos días que cierra su división de smartphones en todo el mundo. La decisión responde a un reenfoque de sus áreas de negocio: ahora reforzará su papel como proveedor de la industria de los coches eléctricos, la inteligencia artificial y la robótica.

Así, la compañía surcoreana ha comunicado que invertirá más de 4.500 millones de dólares en EEUU a través de LG Energy Solution (propiedad de LG Chem), su división de baterías para coches eléctricos y mayor productor a nivel mundial.

Con el punto de mira en la industria automotriz estadounidense

Lg Chem Lg Chem

LG ha asegurado que esta inversión crearía más de 10.000 nuevos empleos y que la compañía seleccionaría ubicaciones para dos plantas de baterías en la primera mitad de este año.

La compañía surcoreana también está en conversaciones con General Motors para construir una segunda planta junto con el fabricante en Estados Unidos.

El objetivo de esta estrategia es cubrir la demanda de vehículos eléctricos en el país y aliviar la grave escasez de semiconductores y componentes que presiona cada vez más a la industria automotriz.

El anuncio se produce después de que EEUU fallara a favor de LG en una disputa con su rival SK Innovation, por apropiación indebida de secretos comerciales.

En este escenario, el 31 de julio LG dirá adiós a su división de smartphones, que ha estado sobreviviendo en un mar de competidores.

«La decisión estratégica de LG de salir del increíblemente competitivo sector de la telefonía móvil permitirá a la empresa concentrar recursos en áreas de crecimiento como componentes de vehículos eléctricos, dispositivos conectados, hogares inteligentes, robótica e inteligencia artificial, así como otras plataformas y servicios», ha dicho el gigante asiático en un comunicado.

lg lg

La estrategia tiene sentido, puesto que, además de ser uno de los mayores fabricantes de baterías de iones de litio del mundo, construye pantallas para automóviles, cámaras y otros componentes que han servido de inspiración en la esfera del coche conectado.

Así que ya hay un contrincante tecnológico más en la carrera del coche eléctrico y conectado junto a Xiaomi, Apple, Sony o Foxconn. Forasteros en la industria automovilística cuya presencia es cada vez más notoria, y necesaria.

En un futuro no muy lejano, los coches serán smartphones con ruedas.

En Motorpasión | ¿Qué emite más CO₂: un coche eléctrico o un diésel? Una pregunta demasiado fácil para lo complicada que es la respuesta

Deja un comentario