«Los adelantamientos de Rins son ahora más definitivos»

Las razones del éxito de Álex Rins esta temporada están repartidas entre su mejora a nivel físico y mental; la de la Suzuki, con un motor que corre y acelera más que nunca, sin perder por ello su destacado equilibrio; y el buen hacer de su equipo técnico, capitaneado por Manu Cazeaux. Este argentino residente en Málaga trabaja con el catalán desde su llegada a MotoGP en 2017 y ha atendido a AS a la conclusión del FP1 del GP España, en el que su piloto ha sido segundo, tras su compañero Joan Mir. Cazeaux ve una clave importantísima en los adelantamientos de Rins.

-¿El paso adelante que han dado este año se explica en la mejora del piloto, de la moto o de qué?

-Hay un poco de todo, pero las dos cosas más grandes, desde el punto de vista técnico, por el tipo de pilotaje y por cómo siempre ha planteado las carreras Álex, que es uno que nunca lo hemos visto aguantar a que la gente empezara a ir en dificultades, a que bajaran los neumáticos, y que siempre se la ha jugado desde el principio con los adelantamientos. Antes, cada adelantamiento significaba tener que hacer por lo menos cinco o seis curvas como si fuera una calificación, para poner una distancia de al menos cuatro o cinco décimas y evitar un contra-adelantamiento nada más llegar a la recta. Eso significaba que había que hacer un adelantamiento tres veces para que fuera definitivo, y a la vez podía significar alguna caída. Este año, con el motor que nos trajo Suzuki, que han trabajado muy bien, eso ha desaparecido. Se han visto muchos ejemplos en estas cinco carreras. El último que me viene a la mente es el de Márquez en Portimao. Álex lo adelanta y salen enganchados de la última curva, pero Márquez no consigue adelantarlo en la recta, cuando el año pasado sí que lo hubiera conseguido. Esto va a darle una gran ayuda este año a Álex. Ahora le basta con adelantar una vez. Sus adelantamientos son más definitivos.

-Es el piloto que más adelanta de la parrilla. Ha ganado 34 posiciones en las cinco carreras. Yo le llamo Míster adelantamientos.

-Si hubiera una estadística sobre quién es el piloto que más adelantamientos ha hecho en los últimos cinco o seis años, es Álex. Y me gustaría que se notara que es el que más adelanta y es difícil encontrar un adelantamiento que no sea limpio. Tiene un timing para adelantar y es muy difícil que otro piloto se queje cuando le adelanta Álex Rins.

-Eso es acorde con su pilotaje, porque es muy fino, ¿no?

-Exactamente.

-Y a nivel mental y físico le veo mejor que nunca.

-Esto no lo sé decir, porque no estoy dentro de su cabeza. Físicamente ya estaba bien el año pasado, hasta antes de la lesión de Barcelona. Lo que sí es seguro es que todos aprendemos de los errores del pasado. El año pasado se nos cruzó todo, absolutamente todo. Hubo caídas que si repites exactamente igual de diez veces seguramente no te caes nueve. Fueron caídas muy al límite, no por entrar a lo animal o perdiendo la cabeza. Se le ve bien, se le ve fuerte y ojalá podamos mantener esta constancia hasta el final.

-El año pasado se le vio muchas veces frustrado con sus caídas. ¿Cómo consiguieron no romper entre ustedes?

-Todos estábamos frustrados, pero cuando ves que tienes la velocidad, porque todas las caídas las tuvo peleando por el podio, es diferente. Eso alivia y, cuando analizas y ves que no comete ningún fallo grande, es cuestión de seguir hacia delante. Un año malo lo puede tener cualquiera. Hay que tener la capacidad de recuperarse.

-¿Cuánto ha ayudado al equipo la llegada de Livio Suppo como team manager?

-Tener a alguien de ese calibre, que sabes que políticamente te va a defender y que va a gestionar bien a los pilotos y al equipo, nos da muchísima tranquilidad. Ahora sólo pensamos en lo que tenemos que hacer. Los pilotos piensan en pilotar y en el equipo cada uno piensa en lo que tiene que hacer.

-¿Confía que haya acuerdo de renovación?

-Si Álex mantiene este nivel, no veo por qué no. A los dos pilotos los veo bien.

-Para mi Suzuki tiene un ‘dream team’.

-Los dos pilotos y Suzuki, las tres partes, tenemos que mejorar en la calificación.

-¿Cómo se mejora eso?

-Hay muchísimos podios que hemos perdido estos años por no clasificarnos bien. En eso estamos de acuerdo todos. ¿Cómo se mejora? No lo sé. Hay una gran parte del piloto, que tiene que tener características de calificación, y seguramente también se nos está escapando algo a nivel de moto que tenemos que entender. Nosotros hacemos las cosas clásicas, que es ir con la moto al límite de peso y los neumáticos nuevos y calientes para hacer la vuelta rápida. Veremos si podemos sacar las dos décimas que están faltando para calificar entre los cinco primeros.

-¿Se puede luchar por el título hasta el final?

-Seguramente, sí. Lo que tienes que estar es preparado, porque luego pasan cosas que están fuera de tu control, y Álex lo está. La moto también está y, como equipo, intentaremos que tenga todo en el sitio hasta la última carrera.

-Viva Málaga y su gente.

-Viva Málaga y su gente.

Deja un comentario