Lujo y diseño se dan la mano en la Nova M, la última Sprinter camperizada de La Strada

Las cifras de ventas de furgonetas camper no hacen más que crecer gracias a la moda de la ‘camperización’ de los monovolúmenes y los derivados de comerciales, pues ofrecen soluciones muy prácticas para los más aventureros sin necesidad de llevar a cabo un desembolso tan considerable como el que supone una autocaravana.

Ya sabéis que cada vez son más los modelos que salen de fábrica con estas características, sin necesidad de acudir posteriormente a preparadores. Seguramente pensarás que no son tan sorprendentes y cómodas como las casas sobre ruedas y, en cierto modo, no vas muy desencaminado.

Sin embargo, opciones como la que nos trae hoy La Strada pueden llegar a convertirse en una gran elección. El fabricante alemán de autocaravanas es ya todo un especialista en esto de la camperización de furgonetas y buena prueba de ello es la nueva Nova M, desarrollada sobre la base de un Sprinter 4×4.

La Nova M es más corta que uno de los modelos estrella de la compañía, la Nova EB, y es solo 16 centímetros más alta que una Sprinter de fábrica con la opción de techo extra alto. Respecto a la mecánica, dispone de dos opciones: el bloque turbodiésel de 2.2 litros con 163 CV (120 kW) o el 3.0 litros turbodiésel con 190 CV (140 kW).

En sus 6,46 metros de longitud, es capaz de albergar un auténtico apartamento con capacidad para tres personas. La cama posterior transversal se pliega para dejar espacio a bicicletas, tablas de surf y otros equipos, al tiempo que en el espacio central del Sprinter podemos encontrar un baño completo con ducha, lavabo e inodoro.

Junto a este se ubica un área de cocina totalmente equipada con tres fogones y nevera con compresor de 65 litros de capacidad. En la parte frontal hay un comedor con asientos para cuatro personas gracias a los asientos pivotantes y, sobre la cabina, una segunda cama de gran tamaño.

Su precio base es de 98.930 euros en Alemania.

El equipamiento de serie del Nova M incluye también un calentador Truma Combi 4, un tanque de agua dulce, otro de aguas residuales, toldo exterior y una batería de gel, pero entre los opcionales no faltan el aire acondicionado, un equipo de paneles solares, calefacción estacionaria, una ducha exterior o un depósito de combustible de mayor capacidad.

Galería de imágenes


Deja un comentario