Márquez queda en manos de la lluvia en la pole de Bagnaia

No le vendría mal, nada mal, a Marc Márquez que se cumplieran las previosiones del parte meteorológico que hablan de alta posiblidad de lluvia para mañana, porque en seco no está para ganar la carrera tras lo visto en la Q2 del GP de Francia. El del Repsol Honda ha sido la mejor Honda sobre el asfalto de Le Mans, por delante precisamente de Pol y Nakagamo, pero eso no le ha dado nada más que para ser décimo, lejos de la pole que ha conseguido Bagnaia, con récord de pista incluido.

Pecco ha sumado su octava pole desde que está en MotoGP y ha liderado el doblete Ducati, sin importarle que su compañero Miller, que es el que ha terminado segundo, se beneficiara de su rueda. El italiano ya demostró con su victoria en Jerez que está de vuelta y se le ve con posibilidades de triunfo en este circuito de correr en seco y con permiso de Quartararo. El gran héroe local falló en la lucha por la pole, porque sólo pudo ser cuarto, pero se mostró una vez más como el piloto con mejor ritmo. Seguro que él deseará que la carrera sea en seco, pero ya ha demostrado recientemente que el agua no es un problema para él.

El que también tendrá mucho que decir, ya sea en seco o mojado, es un Aleix Espargaró que continúa impresionando al manillar de la Aprilia. ¿Qué más ha de hacer el de Granollers para que la casa de Noale le ponga un contrato de renovación encima de la mesa que le satisgafa? Verle una vez más a pie de podio, abrazo a su hijo Max, es conmovedor y contradice aquello de que ser padre te quita unas valiosas décimas de segundo por vuelta. Pues no va fondo ni nada el bueno de Aleix, el mismo que sufrió una caída en el FP4 que no mermó en nada su confianza para la calificación.

Tras los tres de la primera fila (Bagnaia, Miller y Aleix), saldrán desde la segunda Quartararo, Bastianini y Zarco. Desde la tercera, Mir, Rins y Martín (el mallorquín y el madrileño llegaron a la Q2 procedentes de la Q1). Y desde la cuarta, Márquez, Pol y Nakagami. Más atrás saldrán Maverick 14º, Álex Márquez 21º y Fernández 24º.

Por rematar, sorprendió que, a diferencia del FP3, donde pasó del dequimoquinto al cuarto puesto, Márquez no cazara ninguna rueda que le ayudara a escalar posiciones. No es que no le dejara nadie, es que ni la buscó. Por la mañana, la de Quartararo fue salvadora y al campeón no le molestó.

Deja un comentario