Márquez: «Ver vacío Nieto y Peluqui era triste»

Marc Márquez llega al GP de España a 38 puntos de los colíderes, Quartararo y Rins. Tan fundamental como recortar puntos con la cabeza es el test del lunes, en el que debería domar definitivamente la nueva Honda, una moto con más potencial que la del año pasado, pero que le genera aún problemas en el tren delantero. Se le ve con ganas de Jerez al del Repsol Honda.

-¿Qué tal se encuentra?

-Es curioso escuchar a tres pilotos que están haciendo grandes carreras, que están mostrando un gran nivel, que lo tienen todo por la mano, todo en su sitio, y la estrategia es completamente diferente. Nosotros de momento estamos buscando esa base, que nos encontremos cómodos, y por eso no nos podemos dar el lujo de esperar al lunes, y a partir de mañana buscar el ritmo, ponerte en el sitio, buscar las trazadas, y cuando esté todo esto, empezar a probar cosas.

-¿Le preocupa más la moto o su estado?

-Es todo en general. Cuando estás en tu momento dulce puedes salvar muchas cosas de la moto, pero cuando vienes de una situación difícil como la que vengo, también necesitas esa ayuda por parte de la moto, y de momento no estoy encontrando esa confianza. No me permite probar cosas diferentes, porque cada vez que lo pruebo puede haber alguna caída o un susto, y es ahí cuando vayas encontrando más confianza con la moto y empiezan a ir saliendo los tiempos. Es todo una rueda, que cuando coge buena inercia todo sale rodado, pero ahora la inercia está costando. Parece que se coja, pero se frena, y es ahí donde estamos buscando.

-Jerez con público de nuevo…

-Había ganas. De hecho, ayer llegué por la tarde, a las siete o las ocho, y había jaleo fuera del circuito, y esto se echaba de menos también. Hay circuitos donde se nota más y en otros menos que esté o no la afición, pero en este se nota. Ver vacío Nieto y Peluqui era triste. Ojalá podamos brindar un buen espectáculo a toda esa afición que tantas ganas llevaba esperando el momento de poder volver a los circuitos.

-¿Jerez con las gradas llenas le va a servir para empujar un poco más?

-Déjate de empujar, que si no la liamos. (Risas). Vamos a salir calmados y ojalá pueda empujar. De momento vamos a salir y a ver si el domingo podemos empujar como queremos.

-¿Ha repasado la carrera de Portimao con su hermano en casa? ¿SI le llega a ganar le habría puesto la maleta en la puerta de la calle?

-(Sonríe). No, no. Hay muchos comentarios como: «¡Adelantaste a tu hermano!». Nosotros diferenciamos muy bien. Hay mucha confusión: nos llevamos muy bien, vivimos juntos, entrenamos juntos, porque sabemos que esto nos ayuda mutuamente, pero luego en pista… Incluso en el box, aunque estamos en la misma marca cada uno hace su estrategia, cada uno prueba sus cosas, y cada uno hace su camino. Si yo le puedo ganar, intento ganar, y tiro un poco de perro viejo, como hice en Portimao, y si él me puede ganar, pues me va a ganar. Nos ayudamos mutuamente en casa, entrenando, pero en el circuito, desde que está en Moto3 y ahora que estamos en la misma categoría es aún más radical, cada uno está en su box, cada uno está con sus secretos, y tiene su propia filosofía.

-Alzamora ganó el Mundial por un punto, que es lo que se jugó con su hermano en Portimao…

-Ojalá pudiera estar hablando de esto, pero de momento hablar de campeonato es muy optimista. Lo tenemos que construir.

-¿Cómo está el brazo?

-El hombro y el brazo están en una posición aceptable para hacer buenas carreras, como demostré el año pasado y como demostré en Austin. Pero es un brazo diferente al que tenía, no es lo mismo, pero es una condición aceptable para hacer buenas carreras, como ya dije en pretemporada.

-¿Qué opina del Premio del Motor Ciudad de Jerez para Santi Hernández?

-Lógicamente, me hace mucha ilusión que le entreguen este premio a mi técnico, pero creo que es un premio para todos los técnicos. Sí, se ve al piloto, se habla del piloto y el piloto habla, pero los técnicos son los que están ahí trabajando muchas veces hasta las tantas de la noche, y casi cada fin de semana dependemos de ellos, de todo el equipo en general. El técnico es el que intenta gestionar todo el equipo y el que lleva algunas ideas nuevas, pero es realmente el capitán del equipo. Creo que es un buen reconocimiento a Santi y, en especial, a todos los técnicos.

Deja un comentario