Más de 350 CV y una estética de infarto para el MINI John Cooper Works GP

Cuando hablamos de preparaciones sobre la base de la gama MINI, normalmente los grandes protagonistas suelen ser las versiones John Cooper Works (JCW). Hoy, el especialista checo del mercado de accesorios del automóvil Beek Auto Racing va un paso más allá y nos sorprende con una llamativa propuesta para el MINI John Cooper Works GP.

El modelo es, casi con total seguridad, uno de los últimos juguetes explosivos que veremos de la compañía. La electrificación se irá abriendo paso paulatinamente en el mercado y esa es precisamente una de las razones por la cual este urbano es tan especial, una verdadera joya de colección de la que solo hay 100 ejemplares en España.

Su motor de 2.0 litros y cuatro cilindros desarrolla una potencia total de 306 CV (225 kW) entre 5.000 y 6.250 vueltas y 450 Nm de par entre las 1.750 rpm y las 4.500 rpm.  Esto le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 5,2 segundos y alcanzar una velocidad punta de 265 km/h. Pero el equipo de Beek Auto Racing tiene algunos ases bajo la manga.

A fin de mejorar la estética y el rendimiento del alabado MINI Cooper John Cooper Works GP, el equipo de Beek Auto Racing ha llevado a cabo interesantes modificaciones sobre la base del compacto picante. Lo más llamativo es, sin duda alguna su estética. Si bien no hay muchas piezas adicionales, la elección de colores es realmente acertada.

Así es el MINI GP3 de Beek Auto Racing

La combinación de blanco y azul hace referencia a uno de los coches deportivos más importantes de nuestra historia automotriz, el Ford Escort RS Cosworth. El color base es el vinilo Blue Gem de Teckwrap combinado con Gloss White de Avery. Se combina con vinilo negro mate para los pasos de rueda y el número de producción del automóvil en los arcos delanteros.

Rematan el conjunto unas llantas de nueva factura que equipan gomas Michelin Cup 2 en un tamaño 235/40 R18. También se ofrece una suspensión rebajada que lo hace más capaz a la hora de enfrentarse a tramos de carretera revirados. Esta nueva configuración de la suspensión es cortesía de los especialistas  holandeses AST, que han integrado su kit 5100.

En el interior los cambios son discretos. Encontramos un volante con una nueva cubierta de cuero y Alcantara, piezas de carbono de la empresa estadounidense CarbonMINI y una pantalla en el lado del pasajero. Esta brinda información adicional tanto al conductor como al pasajero sobre las temperaturas del motor, las RPM del motor…

Pone la guinda del pastel la actualización mecánica. El motor B48 de cuatro cilindros y 2.0 litros pasa de 306 CV a unos impresionantes 330 CV y ​​500 Nm de par, lo que supone un incremento de 24 CV y ​​50 Nm. Se completa con un escape de tipo cat-back de Milltek. También hay disponible un paquete de ajuste completo que eleva aún más el rendimiento.

En este caso las cifras de potencia para del MINI GP suben por encima de los 350 CV y más de 530 Nm. Eso sí, esta mejora requiere instalar un intercooler Airtec y un tubo de bajada Milltek (con convertidor catalítico deportivo) en lugar de las piezas de serie.

Galería de imágenes

Deja un comentario