«Me pidieron que entrara a boxes y me dije, ‘no puede ser»

Hamilton ganó y recupera el liderato, pero son sólo dos puntos de ventaja. Además, Verstappen remontó hasta la segunda posición cuando salió último y afronta las siete carreras que definirán la temporada con un motor Honda fresco, recién cambiado. Si la mecánica le falla ahora a Sir Lewis, o si debe asumir una penalización en los grandes premios que vienen por delante, el neerlandés puede dar un golpe a la clasificación. Por ahora Max lo ve «50-50, sí o no». Todo o nada.

El inglés coincide: «Será difícil, en dos tercios de la temporada ellos han estado delante pero es difícil, está todo por decidirse en las próximas carreras. Vienen buenos circuitos y anticipo que estará muy apretado entre nosotros». La renta en Rusia, una pista favorable, no ha sido la esperada: «Han sido muchas carreras que no hemos maximizado como equipo, ni ambos pilotos, pero seguimos en la pelea y podemos mejorar». Entre las decisiones cuestionables del garaje de Brackley, cambiaron el motor a Bottas para que entorpeciera a Verstappen, pero el finlandés le duró pocos asaltos al Red Bull y terminó fuera de los puntos.

«No estaba convencido de entrar a boxes»

No obstante, Lewis sí reconoce que fue Mercedes quien optó por parar y montar gomas intermedias cuando perseguían a Norris. «No puedo apuntarme esa decisión, fue del equipo. Yo estaba en tierra de nadie y no sabía cómo iba la carrera. Cuando alcanzo a Lando el agarre era bastante bueno, luego él perdió el control en la curva cinco y me acerqué. Pero entonces me dijeron que entrara a boxes y me dije, ‘no puede ser’, tres vueltas para remontar 24 segundos. No estaba convencido, pero cuando empezó a llover más en la siguiente vuelta sí lo vi, y entré». Norris no lo hizo y perdió la carrera.

Deja un comentario