Mejor que un Land Rover Defender, un Jeep Wrangler Rubicon o un Ford Bronco: este todoterreno escocés busca guerra

Más capaz que un Ford Bronco Raptor, un Jeep Wrangler Rubicon o un GMC Hummer EV. Esta es la afirmación de altos vuelos que ha hecho Munro Vehicles, el fabricante escocés que está a punto de presentar al mundo su primer todoterreno eléctrico: Munro MK_1.

Han tenido que pasar más de cuatro décadas para que el motor europeo cuente en sus filas con un fabricante (de volumen) con la bandera de Escocia. El Munro MK_1 no llega para rivalizar con el Tesla Model X o el Rivian R1S, lo hace para bajar al barro con rivales como Jeep Wrangler Rubicon, Ford Bronco Raptor, Land Rover Defender o Toyota Land Cruiser.

Munro Mk 1 02Munro Mk 1 02

Cuando Munro descubrió los bocetos iniciales fue inevitable reconocer formas muy semejantes a las del Land Rover Defender de la generación anterior. Este todoterreno eléctrico ha sido diseñado para enfrentarse a los terrenos más exigentes de la forma más fiable y sostenible posible. Tanto es así que prometen bajos costes de mantenimiento y reparaciones sencillas: para ello han apostado por el uso extensivo de componentes existentes.

A la altura de sus rivales

No obstante, lo más destacable de esa carrocería cuadrada son sus cotas todoterreno. El Munro MK_1 tiene una altura libre al suelo de 48 centímetros, un ángulo de entrada de 38 grados y uno de salida de 51 grados; la marca no ha facilitado el dato sobre el ángulo ventral. Su profundidad de vadeo es de 80 centímetros: una cifra algo inferior a la de algunos de sus rivales, imaginamos que debido a la ubicación de la batería.

Munro Mk 1 03Munro Mk 1 03

Vayamos por partes: su altura libre al suelo es 20,3 centímetros más alta que la del Jeep Wrangler Rubicon y 15,2 centímetros más alta que la del Ford Bronco Raptor. Sus ángulos superan al Land Rover Defender, al Toyota Land Cruiser y al Suzuki Jimny: sólo le superaría el Mercedes-AMG G63 6×6.

Todavía no hay información técnica sobre su esquema mecánico, pero Munro afirma que será un “motor eléctrico de última generación y alta eficiencia con un elevado par motor (se habla de 700 Nm), que irá unido a una transmisión mecánica 4×4 sólidamente probada”. Los rumores apuntan a una autonomía de 270 kilómetros, que le permitiría operar hasta 16 horas con una sola carga: sería, además, capaz de soportar una carga útil de 1000 kilos y una capacidad de remolque de 3500 kilos.

Deja un comentario