Nil Solans: “Para el resto de 2021 no necesito más sexo”

Como niño con zapatos nuevos. El gesto de Nil Solans rezuma felicidad en su debut con un coche de la categoría máxima. Tanto, que no se ha cortado un pelo a la hora de valorar su excepcional experiencia este fin de semana en el Rally de España: “Para el resto de 2021 no necesito más sexo después de esto”, se atrevía a decir al acabar el tramo de El Montmell, el más largo de la prueba.

Ya antes había dejado su impronta con un tiempazo en el primer tramo de la segunda etapa, Savallá, donde se quedó a pocos segundo de los primeros con un coche que es menos competitivo. Es una unidad antigua del Hyundai i20 WRC, mientras que su compañero en el equipo semioficial de la marca, Oliver Solberg, lleva uno nuevo, algo que conocen perfectamente los técnicos del equipo coreano y por ello están asombrados con ese tiempo. “El coche va perfecto y estoy disfrutando. Es increíble”, aseguraba tras su declaración sobre el sexo.

Pero en la primera jornada sufrió. “El coche no entraba en las curvas. Puedes adaptarte si no frena, o si le pasa cualquier otra cosa. Lo que es muy difícil de asumir es que no entre en las curvas. Tras acabar los tramos me quedé trabajando con los ingenieros hasta las doce y media de la noche. Casi no he dormido, pero soy feliz, porque ahora va mucho mejor…aunque en las zonas con tierra se va muchísimo”, explicaba el catalán.

El mayor de los Solans afirma: “Estoy viviendo un sueño, y quiero disfrutarlo al máximo. Además, tener también a mi hermano corriendo con un R5 es otra gran alegría. Primero vine yo a correr aquí, y luego hemos ido coincidiendo en diferentes categorías. Lo de este año, yo con un ‘world rally car’ y él con en R5, es una pasada”.

Deja un comentario