Nissan Qashqai e-Power: ¿es tan revolucionario y eficiente como parece?

El lanzamiento de un nuevo Nissan Qashqai ha sido toda una declaración de intenciones por parte de la marca. Ya no habrá motores diésel en el Qashqai, tampoco motores gasolina sin electrificar, pero si ha habido una novedad importante, es la presentación de un peculiar Nissan Qashqai e-Power que promete revolucionar el mercado de los híbridos con una tecnología que quiere desafiar a esos otros SUV firmados por Toyota, Hyundai, Kia… ¿Será capaz el Qashqai e-Power de cumplir con los bajos consumos que promete? ¿Obtendrá el Qashqai 2021 la etiqueta cero emisiones?

El Nissan Qashqai e-Power siempre será impulsado por un motor eléctrico, pero eso no quiere decir que sea cero emisiones

En un artículo anterior sobre la tecnología e-Power de Nissan, ya os adelanté algunas de las claves que se esconden detrás de este peculiar sistema de propulsión que ha desarrollado el fabricante japonés para el Qashqai, aunque siendo justos ya lleva algunos años en el Note que se comercializa en otros mercados. La clave para entender la receta de Nissan, no está en otro lugar que en su planteamiento, y es que el Qashqai e-Power es un híbrido en serie. Esto quiere decir que el motor eléctrico siempre es el que mueve las ruedas, dejando al motor gasolina la única tarea de generador eléctrico.

Nissan Qashqai 2021 Interior 02Nissan Qashqai 2021 Interior 02

Y por qué es tan importante ese planteamiento, pues porque a estas alturas nos hemos acostumbrados a ver a los híbridos trabajando siempre en paralelo. Siendo fiel a la realidad, los sistemas que emplean marcas como Toyota, Grupo VAG o Hyundai-KIA permiten a sus motores gasolina y eléctrico modificar su forma de trabajo, pudiendo funcionar en paralelo o en serie, aunque el grueso del tiempo trabajan en paralelo para que el motor térmico sea complementado por el eléctrico. Dicho esto, en pos de ofrecer una mayor diferenciación, y en teoría una mayor eficiencia, fabricantes como Honda y ahora Nissan están apostando por el híbrido en serie de forma decidida.

[embedded content]

* El Toyota RAV4 y su motor híbrido de 218 CV será el principal rival del Qashqai e-Power

El caso de Honda es incluso más particular que el de Nissan, pues coches como el Honda CR-V Hybrid (o e:HEV ahora) hacen uso de un esquema híbrido en serie, pero pudiendo ser impulsado por el motor gasolina en unas circunstancias muy concretas. Esto por ejemplo no lo hará el SUV de Nissan, pues el funcionamiento del motor térmico siempre será para alimentar al motor eléctrico, no pudiendo jamás mover las ruedas del coche.

La batería del Qashqai e-Power es pequeña, por lo que el motor gasolina tendrá un papel muy protagonista

Nissan Qashqai 2021 Interior 01Nissan Qashqai 2021 Interior 01

¿Pero cómo está compuesto el sistema e-Power? El nuevo Nissan Qashqai e-Power está impulsado en todo momento por un motor eléctrico conectado a las ruedas delanteras que es capaz de desarrollar 190 CV y 330 Nm. Este motor puede alimentarse de dos formas: primero, a través de una pequeña batería de 1,5 kWh que solo se puede recargar a través de la frenada regenerativa o con los excedentes del generador, y en segundo lugar, usando un generador eléctrico que no es otra cosa que un motor 1.5 Turbo gasolina de 155 CV. Por lo tanto, el Nissan Qashqai e-Power siempre va a moverse en modo eléctrico con todo lo que ello implica, sin embargo su energía siempre habrá salido de la quema de combustible.

[embedded content]

* El Honda CR-V es otro de los SUV híbridos de referencia

La apuesta de Nissan por este esquema, a priori más sencillo y práctico desde el punto de vista mecánico, es defendida en tanto a que el uso de un motor térmico optimizado para trabajar a régimen constante, es capaz de ofrecer una elevada eficiencia en todo el proceso de transformación energética que existe desde la quema de combustible hasta el movimiento de las ruedas. Una eficiencia térmica muy elevada por parte del motor térmico, junto a la desaparición de transmisión, y una electrónica capaz de gestionar las transformaciones eléctricas con pérdidas mínimas, son las claves para que este híbrido en serie tenga sentido.

¿Será el híbrido en serie de Nissan más eficiente que los híbridos en paralelo de sus principales rivales: RAV4, Tucson, Kuga, etc.?

¿Pero conseguirá mejorar los consumos y emisiones del resto de híbridos? Esa es la pregunta clave que el Nissan Qashqai e-Power no ha respondido aún, y que nos obligará a esperar hasta 2022 para tener un resultado claro. Sobre el papel, la conducción urbana no debería ser el punto más fuerte de este sistema, por lo menos no para ofrecer una gran mejora con respecto a los híbridos en paralelo, aunque a cambio sí podrá conseguir un buen desempeño en vías rápidas aprovechando los ritmos sostenidos.

Nissan Qashqai 2021 Frontal TraseraNissan Qashqai 2021 Frontal Trasera

Y sobre el dilema de si tendrá o no etiqueta cero emisiones, aunque el actual reglamento de la DGT parece que está muy a favor del Nissan Qashqai e-Power, su llegada para 2022 podría coincidir con la prometida reforma del etiquetado, lo cual debería servir para establecer un mejor criterio a la hora de conceder las etiquetas, además de establecer una mayor diferenciación entre las diversas tecnologías de propulsión que están llegando al mercado.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: