«No cabe en la cabeza de nadie lo que hizo Öncü»

El primero de los tres damnificados por la maniobra irresponsable de Deniz Öncü en la segunda carrera de Moto3 fue Jeremy Alcoba. El catalán volvió a nacer al no ser arrollado tras caerse en medio del pelotón. Migno y Acosta pisaron sus motos, pero no a él, y los tres salieron milagrosamente ilesos.

-¿Qué tal está?

-Con mucha suerte, muy bien, porque peores se han visto.

-¿El susto de su vida?

-Hombre, pues sí, porque después de arrastrar el mes que llevamos, que ha sido muy duro para todos, el movimiento que me han hecho, donde me he caído y a la velocidad que lo he hecho… Mi miedo no ha sido caerme a alta velocidad, porque vamos bien protegidos, pero sí he sentido miedo por toda la gente que venía detrás. Mientras daba vueltas, he intentado mirar hacia atrás, para verlas venir o yo qué sé, porque ha sido bastante crítico. Me he cagado, las cosas como son. Con todo lo que ha pasado últimamente, me he asustado muchísimo.

-¿A qué velocidad se ha caído?

-No lo sé, pero ya era sexta marcha, así que a unos 200 km/h seguro.

-La razón ha sido el afilador de Öncü, rueda trasera suya con su delantera, ¿no?

-Sí, sí. En vez de pasarme tranquilamente por el rebufo, porque tiene más moto o lo que sea, me pasa y justo cuando lo hace se viene adonde estoy yo con la moto inclinada. Ya no es que me pase y me haga tijera, es que un poco más y toca con la rodilla, por decirlo así. No cabe en la cabeza de nadie lo que ha hecho.

-¿Qué se dijo con Migno y Acosta cuando se vieron los tres damnificados ya en pie?

-Migno dice que lo va advirtiendo, que estamos todos locos. Yo estaba enfadado con Öncü y les estaba explicando que yo no tenía nada que ver, que lo que me han hecho es súper peligroso. Luego he visto que estábamos todos bien y que ha sido mucha suerte la que hemos tenido.

Deja un comentario