Ogier: «Evans no tiene nada que perder»

Segunda bola de partido para Sebastien Ogier. Tras ver en Finlandia como su compañero de equipo Elfyn Evans evitaba que el francés se coronara, en España las opciones aumentan. Llegan separados por 24 puntos, y el galo necesita salir de Salou con 30 para anotarse el que sería su octavo título y presumiblemente el último, ya que el año próximo no correrá todo el Mundial.

En un cálculo rápido, si Ogier gana el Rally de Cataluña y acaba segundo en el ‘Power Stage’, se asegura el campeonato. Pero el de Gap no quiere lanzar las campanas al vuelo. «Tengo una buena ventaja y estoy en una buena posición, pero a dos carreras del final todavía hay trabajo por hacer y espero que Elfyn lo dé todo. No tiene nada que perder. Espero una gran pelea y estoy deseando que empiece», ha confesado Ogier.

«Me siento bastante aliviado de estar de vuelta al asfalto y no comenzar un rally pensando en cuánto tiempo perderé el primer día», explica tras haber sufrido la desventaja que supone abrir carretera en las pruebas de tierra. «Se trata de darlo todo y ser rápido desde el principio para ganar este rally. Me siento bien, emocionado y realmente motivado. Por supuesto, el plan es intentar terminar en lo alto y ahora tengo dos rallys de asfalto por delante, y después de algunos en los que era difícil al abrir carretera, hay posibilidades reales. En mi cabeza, quiero ganar estos dos últimos rallys».

Evans por su parte asegura estar preparado para el ataque, pero avisa de que «hay que tener cuidado con los cortes aquí, ya que es imposible pasar el rally sin un pinchazo si está preparado para correr todos los riesgos», explica refiriéndose al uso de las cunetas en las trazadas. «No creo que valga la pena, pero se trata de ser quizás un poco más selectivo en cuanto a dónde entrar o no. Hay un elemento de lotería aquí con los cortes, pero no debes pensar demasiado en ello y confiar en el trabajo que has hecho en los reconocimientos».

Deja un comentario