Perfectamente descontrolado: el fascinante baile de los todoterreno extremos de la Mint 400

Los pre-runners son los todoterrenos usados para competir en carreras de velocidad fuera del asfalto. La Mint 400 es una de las más famosas, así como la Baja 1000, que tiene lugar en la Baja California, en México. Estos vehículos no suelen tener cuatro ruedas motrices, pero disponen de un tren de rodaje preparado para los mayores abusos fuera del asfalto. La transformación más grande está en su suspensión, con amortiguadores que permiten hasta medio metro de recorrido, absorbiendo cualquier irregularidad del firme.

Cuando surcas terreno destrozado a 160 km/h, esta suspensión es imprescindible. El año pasado pude montarme en una Toyota Hilux preparada para el Dakar y afrontar un tramo roto a velocidades de infarto con un piloto de verdad al volante. Era fascinante ver cómo se tragaba baches gigantescos sin rechistar. El piloto solía decirme, «cuanto más rápido, mejor absorbe los baches». Lo mismo es aplicable a los todoterrenos de la Mint 400, protagonistas del vídeo que vais a ver tras estas líneas. Su título es premonitorio: «perfectamente descontrolados».

Suspensiones blandas y enormes recorridos en los amortiguadores. La clave para un rendimiento off-road fuera de toda duda.

Saltos extremos, socavones en los que cabría un utilitario, pendientes imposibles… todos los obstáculos que os queráis imaginar, están en este vídeo. Y los todoterrenos los devoran sin inmutarse, lanzando enormes polvaredas, rebotando o derrapando, pero siempre sin perder la compostura. Lo más increíble es contemplar cómo trabajan sus suspensiones, y cómo absorben todos los baches con una efectividad apabullante. Lo mismo podemos decir de sus neumáticos, que parecen no inmutarse ante el castigo extremo al que son sometidos.

Deja un comentario