AMAXOFILIA - La Pasión por Conducir info@amaxofilia.com

¿Por qué se instala una «cruz» o una «equis» en los faros delanteros?

¿Te has fijado en alguna ocasión que en muchos eventos automovilísticos, la gran mayoría de los participantes cuenta con una «cruz» o una «equis» en los faros?. Tanto si habías reparado en esto como si no, hoy te explicamos el motivo por el cual se hace uso de una cruz o similares en los faros de los vehículos que van a competir, van de tramo o han participado en algún evento.

La «equis», la «cruz» o similar que has podido encontrar en algún que otro modelo en alguna ocasión no es legal para circular por la vía pública pues cubre parcialmente los principales sistemas de iluminación.

Este mecanismo se utiliza sobre todo en tandas o competiciones en las que por motivos diversos pueden proyectarse piedras y otros elementos sobre los faros.

Como norma general, este tipo de medida se emplea en faros de cristal / vidrio y se realizan con cinta adhesiva, cinta aislante o similar -hemos llegado a ver pegatinas y films-. La razón es muy simple y es que con esta medida se busca minimizar el impacto sobre los faros y si este, finalmente se produce y se rompe o agrieta el faro, que no se desprendan trozos de cristal sobre el trazado que perjudiquen la seguridad o la salud de los neumáticos de otros participantes.

La cinta adhesiva instalada en forma de «equis» o «cruz» sirve para mantener el cristal roto unido y de una forma más o menos segura. En caso de eventos nocturnos, este sistema también se usa -aunque menos- y aunque resta iluminación, también nos permite mantener la cúpula del faro más o menos intacta para que esta no se desprenda y no se quede la bombilla descubierta -mucho más sensible y con mayor capacidad de deslumbramiento-.

Este sistema lo hemos visto aplicado a la automoción desde hace décadas, de hecho, en alguna película o documental de guerra seguro que has visto algún vehículo con esta cinta para que en caso de rodar en convoy por carreteras en mal estado, las proyecciones del vehículo que precede no rompieran las cúpulas de cristal.

Muchos aficionados al motor instalan la cinta simplemente por estética y no es la primera vez que vemos esto incluso en los faros posteriores – un absurdo – o en vehículos conceptuales.

En la actualidad, el reinado de los faros y las cúpulas de materiales plásticos y policarbonatos ha reducido el riesgo de rotura aunque para evitar grietas, astillamientos o los rayajos derivados de los impactos por las proyecciones, algunos conductores optan por instalar films protectores gruesos pero totalmente transparentes.

La instalación de láminas de seguridad tanto en los cristales, vidrios o policarbonatos puede reducir significativamente el riesgo de rotura.



Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *