Presentación: Así es el nuevo Kia Sportage al natural, arriesgado y personal

Hace unas horas la quinta generación del Kia Sportage para el mercado europeo veía la luz. Es la primera vez que este modelo se desarrolla de manera específica para el viejo continente, mostrando una imagen más fresca y dinámica que la opción comercializada en otras regiones.

A principios del pasado mes de junio la filial surcoreana de Kia mostraba la nueva entrega del Sportage con unas dimensiones muy generosas –aquí todos los detalles-. Más de 4,6 metros y un diseño muy familiar que quizás no encajaría con los gustos europeos hicieron replantearse el modelo, acortando voladizos y mostrando unos trazos específicos desde el pilar B.

El resultado final lo puedes ver en las imágenes, logrando una presencia más musculosa gracias a unos pasos de rueda muy marcados, unas puertas posteriores de mayor tamaño y la eliminación de la tercera ventanilla lateral. En España además todos los Sportage se ofrecerán con el techo pintado en color negro, al menos en una primera etapa comercial.

Guiños al diseño hay muchos. La marca ha arriesgado y probablemente cueste un poco hacerse a sus formas pero sin duda se agradece un poco de aire fresco en un segmento saturado de productos comercialmente correctos pero carentes de personalidad o algo que les diferencie más allá del logotipo.

En el interior el salto cualitativo es importante pero no revolucionario. El modelo que está todavía a la venta ya goza de unos materiales sensacionales y unos ajustes muy buenos. No me termina de convencer en el nuevo Sportage el excesivo uso de los apliques en negro lacado pero no hay pegas en cuanto al diseño.

Salvo el nivel de terminación básico Concept, todos los Sportage contarán con una instrumentación digital que se unirá al sistema multimedia. En función de la dotación incluida podrán alcanzar las 12,3 pulgadas cada una, dando la sensación de ser una única pantalla. Esta solución ya la había estrenado hace unos años Mercedes con éxito.

Me han gustado mucho los mandos situados bajo la pantalla multimedia. Desde ahí se controlan tanto el sistema de sonido como el climatizador de manera rápida, intuitiva y sencilla. Una misma pantalla sirve para todas esas funciones que cambian el menú a golpe de botón.

La consola central inferior en las unidades con cambio automático muestran el nuevo rotor para seleccionar las velocidades,  varios botones para el manejo de los asientos calefactables/ventilados y otras funciones. El freno de estacionamiento lo encontrarás al lado izquierdo del volante, en una zona inferior algo escondida pero cómoda para su manejo.

La sensación de calidad me ha parecido buena en general en las plazas delanteras. Se hace uso de materiales agradables al tacto (son blandos en las zonas superiores) y con el diseño se consigue una sensación muy buena. En las plazas traseras se agradecen las salidas de aire y el control de climatización independiente pero las puertas llevan plásticos duros que parecen algo sensibles a los arañazos. Si tienes niños pequeños puede ser un problema.

Me ha parecido que el nuevo Sportage tiene espacio suficiente para cuatro adultos. Un quinto pasajero se encontrará con problemas de anchura y una plaza central incómoda. El maletero es enorme con 591 litros de mínima, de formas regulares y muy aprovechable. Incluso las versiones híbridas contarán con un volumen elevado.

Y hablando de motores, la oferta es moderna y se adapta a los gustos actuales. La gama arranca con los 1.6 TGDI MHEV de 150 y 180 CV que serán los que se lleven la mayoría de las ventas junto a los 1.6 TGDI HEV de 230 CV. Los que busquen la etiqueta CERO deberán optar por el 1.6 TGDI PHEV de 265 CV que tendrá unos 60 km de autonomía eléctrica (está pendiente de homologación).

¿Y en diésel? Pues sí, el diésel seguirá presente. El único con etiqueta «C» será el 1.6 CRDI de 115 CV. Es un básico útil para empresas y aquellos usuarios que viven lejos de zonas restringidas al tráfico. También se ofrece el 1.6 CRDI MHEV con 136 CV que ya lleva la etiqueta ECO, al menos mientras los híbridos ligeros puedan acceder a ellas.





Según la motorización elegida podrán incluir la tracción delantera o bien la tracción total a las cuatro ruedas. Las cajas de cambio disponibles también podrán variar, estando la manual de seis velocidades para los 115, 136 y 150 CV, y de doble embrague con siete velocidades para los 136, 150, 180 CV. Los híbridos HEV y PHEV llegan una caja con convertidor de par y seis relaciones.

El equipamiento disponible será muy completo desde el nivel de acceso. Kia ha comunicado que no se ofrecerán versiones básicas en España así que es de esperar que la gama arranque con un acabado Concept ya con llantas de aleación, pantalla táctil para el info-entretenimiento, radio DAB, luces diurnas por LEDs, control de crucero, sensor de luces, ordenador, aire acondicionado o sensor de parking trasero.

Las versiones más completas contarán con techo eléctrico, asientos ventilados y calefactables, climatizador automático de tres zonas, portón trasero automático, tapizado en piel, navegador integrado, Apple CarPlay, Android Auto, sistema Harman Kardon, perchas integradas en reposacabezas, tomas USB-C para plazas traseras, etc,

En seguridad podrán tener faros Full LED inteligentes, asistente al aparcamiento automático, alerta y asistente de carril, monitor de ángulo muerto, detector de fatiga, peatones y ciclistas, asistente en atascos, asistente al arranque en cuestas, asistente de salida de aparcamiento, detector de objetos en maniobras de marcha atrás, etc.

Como puedes ver el nuevo Kia Sportage de quita generación promete un interior amplio, bien terminado y con una dotación que podrá ser muy extensa. En su exterior el diseño no dejará indiferente a nadie especialmente al principio y la oferta de motores se adapta a las necesidades del público con opciones para todos. Quizás se echa de menos un diésel más potente como el ofertado en Australia con 186 CV pero por ahora no cumple con la normativa Euro 6d-Full.

No podemos hablar de precios dado que la firma está trabajando en la gama específica para el mercado español. Sí te podemos adelantar que será más caro que el actual así que debería arrancar en los 23.500-24.000 € para la mecánica 1.6 TGDI de 150 CV con cambio manual en su acabado Concept, ya con promociones. Lo que tendrán incluido todos los acabados es una garantía de siete años que siempre da cierta tranquilidad, algo que ya sabes se ofrece en todos los modelos de la marca.

Deja un comentario