Primer contacto con el Toyota Yaris Cross: una interesante propuesta que llegará a final de año

Han pasado más de 25 años desde que Toyota creó su segmento SUV y, aunque ya se habían asentado en otros «escalones» del segmento todocamino, no ha sido hasta hace apenas un año cuando hemos conocido los primeros detalles de su B-SUV, el Toyota Yaris Cross, un modelo que hemos tenido la oportunidad de conocer recientemente en directo.

Con un pronóstico de ventas de 150.000 unidades anuales, el nuevo modelo estará fabricado en Francia junto al nuevo Yaris, aunque todavía habrá que esperar a finales de 2021 para verlo en nuestras carreteras. La preventa arrancará la próxima primavera y la fabricación dará comienzo a lo largo del verano, por lo que los precios aún son una incógnita.

Como miembro de la familia Yaris, el Yaris Cross está construido sobre la nueva plataforma global para vehículos compactos GA-B de Toyota. Entre Yaris, Yaris Cross y Aygo, prevén vender 500.000 unidades en Europa. Además, agregar Yaris Cross a la gama le dará a Toyota una oferta SUV muy completa que ahora abarca los segmentos B, C y D.

Un diseño juvenil con buen espacio

A nivel estético, el nuevo Yaris Cross resulta atractivo y juvenil. Quizás la parte más polémica sea el frontal, pero en conjunto es un coche llamativo que, además, hará gala de nuevos colores exclusivos, con opciones bitono que irán más allá de un simple techo y pilares en color negro. También tendrá nuevos diseños de llantas y techo solar panorámico en opción.

Si hablamos de dimensiones, tiene la misma batalla (2.560 mm) que el nuevo Yaris, pero globalmente es 240 mm más largo -60 mm más en el voladizo delantero y 180 mm más en el trasero-, lo que da lugar a un habitáculo más espacioso. La altura libre al suelo es 30 mm superior. También es más alto y más ancho -90 y 20 mm, respectivamente-.

Dimensiones exteriores  Yaris Cross
Longitud total 4.180 mm
Anchura total 1.765 mm
Altura total 1.560 mm
Distancia entre ejes 2.560 mm

Se ha prestado una especial atención al carácter práctico y versátil del Yaris Cross. Cuenta con un portón eléctrico en opción, muy útil cuando se tienen las manos ocupadas. Además, la bandeja trasera, de altura ajustable, ofrece la flexibilidad de un compartimento seguro bajo el suelo o bien de un mayor espacio para objetos más voluminosos.

Por otra parte, la propia bandeja se puede dividir en dos, lo que ofrece a los clientes más espacio y una zona de almacenamiento bajo el suelo. El maletero está equipado asimismo con un nuevo sistema de correas flexibles para asegurar objetos e impedir que se muevan mientras se circula. La idea es que sea tan espacioso como práctico.

Con todos los asientos levantados y el cubremaletero colocado ofrece un maletero de unos 400 litros (perderá alrededor de 70 litros al equipar la tracción i-AWD). No obstante, si se necesita más capacidad, el sistema de asientos traseros plegables 40:20:40 permite equilibrar las necesidades de los pasajeros con las de carga (proporción 60:40 de serie).

Como novedades en el habitáculo encontraremos esencialmente un selector de modos de conducción y un nuevo sistema multimedia del que por ahora no nos han podido dar información. En calidad está al nivel del nuevo Yaris (podéis leer la prueba para ver más detalles) y en cotas gana algunos milímetros, aunque atrás solo viajarán cómodos dos adultos de hasta 1,80 metros.

Sólo lo verás híbrido

A nivel mecánico, el Yaris Cross está equipado con la cuarta generación de la tecnología híbrida de Toyota. Tanto el Yaris como el Yaris Cross son los primeros modelos en incorporar el más reciente sistema híbrido de Toyota, desarrollado directamente a partir de las motorizaciones más grandes, de 2.0 y 2.5 litros, montados en modelos como Corolla, C-HR, RAV4 y Camry.

Este sistema incorpora un nuevo motor de gasolina 1.5 litros, de tres cilindros y ciclo Atkinson, diseñado con gran precisión para reducir la fricción y las pérdidas mecánicas y optimizar la combustión. El resultado es un par elevado a bajo régimen y una excelente eficiencia. Además, la eficiencia térmica del motor se sitúa en el 40%, un valor superior al de motores diésel comparables.

Todo ello garantiza niveles reducidos de consumo de combustible (entre 4,6 y 5,0 l/100 km) y emisiones de CO2.

El nuevo sistema híbrido eléctrico incorpora la última generación de componentes eléctricos y electrónicos desarrollados por Toyota gracias a sus más de 20 años de experiencia en la producción de modelos híbridos, incluyendo una nueva batería de alto voltaje de ion-litio, más ligera y con mayor rendimiento.

La mecánica desarrolla una potencia máxima de 116 CV (85 kW) y los ingenieros han prestado una especial atención a la entrega de potencia, de forma que el sistema garantiza siempre la mejor respuesta. En lo que se refiere a emisiones de CO2, en la versión de tracción delantera se esperan entre 103 y 100 g/km y en la variante AWD-i se situarán entre los 107 y los 112 g/km.

Tracción total inteligente y mucha seguridad

Una de las características que definen al nuevo Yaris Cross como un auténtico todocamino y lo diferencian en mayor medida del nuevo Yaris es la disponibilidad de un sistema de tracción total inteligente eléctrica AWD-i, algo único en su categoría para un modelo híbrido. Eso sí, no será un sistema como el del RAV4, sino un segundo motor eléctrico mucho más pequeño.

El sistema AWD-i proporciona un grado adicional de estabilidad y tracción en los desplazamientos cotidianos, útil con mal tiempo o sobre superficies con poco agarre. Al tratase de un sistema eléctrico más compacto y ligero que las unidades 4×4 mecánicas, ayudará a conseguir menores niveles de consumo de combustible y emisiones de CO2 que cualquier otro B-SUV con tracción total.

El sistema dirige par de tracción al eje trasero al arrancar y al acelerar. Durante la conducción normal, el Yaris Cross funciona con tracción delantera, pero si se detecta un agarre insuficiente, se activa automáticamente la tracción 4×4. Para rematar, el Yaris Cross también contará con los sistemas de seguridad activa del paquete Toyota Safety Sense.

A este se unirán funciones avanzadas de asistencia al conductor en los acabados más altos de la gama (por ahora desconocemos los detalles), que contribuirán a prevenir un amplio abanico de riesgos habituales de accidente manteniendo al conductor informado, mediante alertas preventivas y, cuando sea necesario, la intervención del sistema automático de frenado y dirección.

Toyota Safety Sense incluye Control de Crucero Adaptativo Inteligente (a cualquier velocidad), Sistema de Seguridad Precolisión con detección de peatones, ciclistas y vehículos en intersecciones, Control Inteligente de Luces de Carretera, Asistencia al Cambio de Carril, Reconocimiento de Señales de Tráfico y Asistencia a la Dirección en Maniobras de Emergencia, entre otros.

Galería de imágenes

Deja un comentario