Prueba Audi S4 Avant TDI quattro 341 CV tiptronic: el V6 diésel es un tremendo acierto

Desde su llegada al mercado en 1994, se han fabricado más de 7,5 millones de unidades del A4, lo que lo convierte en el modelo de la firma de los cuatro aros más exitoso de todos los tiempos. La primera generación de esta berlina estableció nuevos estándares en el mercado como sucesor del Audi 80. El primer Audi S4 Avant (basado en el A4) no llegó hasta 1998.

La actual (y quinta) generación del Audi A4 llegó en 2015, aunque a mediados de 2019 se actualizó para mantenerse en lo más alto frente a un Mercedes-Benz Clase C mejorado y un recién estrenado BMW Serie 3. Con el restyling no solo hemos visto mejoras estéticas y de equipamiento, sino también motorizaciones más eficientes y un nuevo equipo multimedia.

Nos ponemos al volante del Audi S4 Avant

Nos ponemos al volante del Audi S4 Avant

No es de extrañar que la firma de los cuatro aros quiera mantener fresco el Audi A4, pues este sedán continúa liderando su clase y representa uno de los pilares principales para la factoría de Ingolstadt. Es el modelo más popular de la marca en todo el mundo y, aproximadamente uno de cada 5 modelos Audi que se venden en la actualidad, pertenece a la gama A4.

La gama está compuesta por los Audi A4 berlina, A4 Avant y A4 allroad. Tampoco faltan el poderoso Audi RS 4 Avant y el prestacional a la par que eficiente Audi S4 Avant que hoy nos atañe. Solo tiene un rival directo gracias a su mecánica diésel, el BMW M340d xDrive Touring. En la firma de la estrella lo más similar es el Mercedes-AMG C 43 4MATIC Estate.

Diseño exterior

El Audi S4 Avant ha evolucionado hacia una línea más dinámica y sofisticada gracias a una serie de detalles deportivos, aunque mantiene su línea clásica y continuista que lo distancia de rivales como el BMW Serie 3 Touring o el Volvo V60. En la vista frontal, la inclinada luna aislante y calefactable da paso a un musculoso capó en forma de ‘V’ de marcadas líneas.

Este desemboca de forma natural en una gran parrilla Singleframe con diseño de panal propia de la marca más amplia y plana. En ella podemos distinguir los radares de algunos sistemas de asistencia, una de las cámaras del sistema de visión 360º si las equipa, parte de los sensores de aparcamiento delanteros, la matrícula y el logo de la marca.

Vista frontal Audi S4 Avant

Vista frontal Audi S4 Avant

A ambos lados no faltan los faros LED de serie, aunque opcionalmente se pueden equipar los excelentes y recomendables faros Matrix LED con indicadores dinámicos, que presentan una particular firma lumínica tridimensional. Ponen el toque deportivo las grandes tomas de aire y el splitter frontal en color negro.

La vista lateral no es menos llamativa, presentando una línea de cintura ascendente, un espacio acristalado generoso -las lunas posteriores pueden ser tintadas y las delanteras insonorizadas-, una superficie de las puertas completamente limpia de protecciones y un detalle marcado a modo de faldón que le da el toque de deportividad al conjunto.

Lateral Audi S4 Avant

Lateral Audi S4 Avant

Las carcasas de los espejos pueden personalizarse en aluminio, negro, carbono o el color de la carrocería.

En dimensiones, el Audi S4 Avant mide 4.77 metros de longitud, 1.85 metros de ancho y 1.43 metros de alto por lo que se encuentra en la media de sus rivales. La batalla es de 2.825 mm y los anchos de vía de 1.565 mm delante y 1.546 mm detrás. El coeficiente aerodinámico Cx es de 0.31, con una superficie frontal de 2,2 m² y un factor de resistencia de 0,68.

Hay disponibles ocho colores para el exterior con acabado sólido, perlado y metalizado, además de la extensa gama de Audi Exclusive. En este caso vemos el Blanco Glaciar metalizado. Las llantas son de 18 pulgadas de serie, pero en este caso vemos unas opcionales de Audi Sport con neumáticos Bridgestone Potenza S001 en medidas 255/35 R19 96Y.

Zaga Audi S4 Avant

Zaga Audi S4 Avant

Remata el atractivo diseño la zaga, con una amplia luna y una horizontalidad marcada que parece asentar con contundencia al modelo sobre el asfalto. Llaman especialmente la atención los pilotos LED de efecto tridimensional que están unidos por una tira cromada. No faltan la tira de sensores posteriores y un difusor en el extremo inferior que le da carácter al conjunto.

Dos de las cuatro salidas de escape son plenamente funcionales, mientras que las otras dos son falsas. Sobre el techo encontramos carriles longitudinales pintados opcionalmente en color negro, una antena de aleta de tiburón en este mismo color y un techo solar panorámico corredizo con cortinilla eléctrica. También se ofrece el paquete de óptica en negro plus.

Diseño interior

En el interior del Audi S4 Avant encontramos algunos detalles que potencian la deportividad, como las costuras y detalles en rojo, los asientos deportivos o las molduras en carbono. Hay tres tipos de asientos disponibles, siete opciones de tapicería, tres tipos de volantes, seis opciones para las inserciones y un paquete de cuero integral. Los pedales son de acero.

En términos de diseño, el salpicadero se ha trazado siguiendo líneas horizontales y apostando por la simplicidad, lo que nos libera de una abundante botonería. Los materiales empleados son blandos en su mayoría, con escasos componentes en plástico rígido que, en todo caso, son vistosos y de tacto agradable. Lo cierto es que el conjunto rebosa empaque.

Interior Audi S4 Avant

Interior Audi S4 Avant

En el salpicadero resaltan los embellecedores en carbono y aluminio, al tiempo que los ajustes son muy buenos, con ausencia de crujidos. Sí cabe mencionar que en esta unidad la pantalla producía un molesto “grillo” con las vibraciones. Desaparece la unidad central para los sistemas de infotainment de la consola central, tomando el relevo la pantalla táctil del MMI.

También se presenta más despejada la consola del túnel central. En la posición más retrasada de este nos topamos con el reposabrazos, que se puede ajustar en altura y longitud. Esconde bajo el mismo un pequeño hueco portaobjetos con toma USB-C y cargador inalámbrico para el teléfono móvil. Eso sí, no es nada profunda.

Volante Audi S4 Avant

Volante Audi S4 Avant

Esta unidad dispone de un volante multifunción de tres radios achatado con pequeñas levas solidarias de plástico (puede ser calefactado). Tras este encontramos el conocido Audi Virtual Cockpit con abundante información que ahora ocupa todo el espacio disponible, aumentando su tamaño hasta 12,3 pulgadas. Opcionalmente se ofrece un Head-Up Display.

Respecto a los asientos, estos deportivos ofrecen gran comodidad y agarre, pero el reposacabezas integrado es molesto en altura para los más altos. Pueden equiparse con ajuste eléctrico, apoyo lumbar, extensión de la banqueta, regulación lateral, masaje, memoria y climatización, lo que permite ajustarlos a cada cuerpo. Los cinturones se regulan en altura.

Salpicadero Audi S4 Avant

Salpicadero Audi S4 Avant

El climatizador automático regula la temperatura del habitáculo en tres zonas y puede funcionar en dos modos climáticos diferentes, denominados eco y normal. En el modo eco, el climatizador automático se basa en una línea característica de consumo optimizado para establecer la temperatura interior seleccionada, aumentando así aún más la eficiencia.

Por su parte, el sistema MMI touch que se monta a bordo cuenta con una pantalla fija de excelente resolución que tiene una diagonal de 10,1 pulgadas. Su interfaz es similar a la de los modelos más lujosos de la marca, aunque sin respuesta háptica. Como es habitual en Audi la fluidez, los gráficos y el funcionamiento del sistema no admiten tacha.

Plazas traseras Audi S4 Avant

Plazas traseras Audi S4 Avant

Los asientos traseros pueden ser calefactados y en la segunda fila podemos añadir cortinillas en las ventanas y tomas USB.

El acceso a las plazas traseras es cómodo gracias al generoso ángulo de apertura de las puertas y las plazas traseras homologan espacio para tres pasajeros, aunque sólo podrán viajar cómodamente dos ocupantes, como es habitual en prácticamente la totalidad de vehículos por las cotas y mullido de la plaza central. Además, el túnel central es prominente.

El maletero cubica 420 litros, que aumentan a 1.435 litros abatiendo el respaldo de los asientos traseros – 40:20:40-. La superficie de carga es plana y el portón del maletero eléctrico manos libres deja una buena apertura de carga. Bajo el piso hay un pequeño hueco y podemos equipar una rueda de repuesto de emergencia. El borde de carga queda a 577 mm del suelo.

Maletero Audi S4 Avant

Maletero Audi S4 Avant

Motorización Audi S4 Avant

La gama del Audi A4 Avant está compuesta por un amplio abanico de motorizaciones diésel y gasolina. La rama de gasolina parte del 35 TFSI con 150 CV, que puede pedirse con caja manual de seis velocidades o S-tronic de siete. Un escalón por encima está el 40 TFSI con 190 CV y, como tope de gama, el 45 TFSI con 245 CV. En ambos encontramos la caja S-tronic.

La tracción siempre es delantera, salvo que optemos por la versión quattro disponible para el 45 TFSI. La rama diésel parte del 30 TDI con 136 CV y sigue con el 35 TDI de 163 CV y el 40 TDI de 190 CV, alcanzando su máximo esplendor en el Audi S4 de 341 CV. Todos montan el S-tronic de siete velocidades salvo el S4, que cuenta con la caja tiptronic de ocho relaciones.

Motor Audi S4 Avant

Motor Audi S4 Avant

La tracción es siempre delantera, salvo en el 40 TDI que podemos equipar tracción integral de forma opcional y en el S4 que es tracción total de serie. Como sabrás, no hay Audi RS 4 berlina, solo Avant. La gran ventaja del nuevo modelo que todas las mecánicas -salvo el RS 4 Avant- reciben el distintivo medioambiental ECO de la DGT gracias al sistema mild hybrid.

Los motores de cuatro cilindros cuentan con una red eléctrica de 12 voltios y una batería de iones de litio de 12 voltios adicional. Una máquina eléctrica unida al cigüeñal por una correa hace las veces de motor de arranque y alternador, pudiendo generar hasta 5 kW en las fases de deceleración. Permite la función de avance por inercia y ahorra hasta 0,3 l/100 km de combustible.

Todos los propulsores cumplen con la normativa de emisiones Euro 6d-TEMP.

En las versiones de seis cilindros se equipa un sistema eléctrico de 48V que se alimenta por una batería de iones de litio de 0,5 kWh  ubicada bajo el maletero. No es un sistema híbrido al uso, sólo funciona entre 55 y 160 km/h. Actúa como motor de arranque y como generador, ahorrando en torno a 0,4 l/100 km. Además, recupera hasta 8 kW en la deceleración.

El motor del Audi S4 Avant es un bloque V6 TDI fabricado en hierro y aluminio que cuenta con 2.987 cm3 de cilindrada, cuatro válvulas, dos árboles de levas en la culata, inyección directa por conducto común, admisión y geometría variables, turbo, compresor, intercooler y Start/Stop. Desarrolla una potencia de 341 CV (251 kW) entre las 3.800 y las 3.950 rpm.

Virtual Cockpit Audi S4 Avant

Virtual Cockpit Audi S4 Avant

Respecto al par, hablamos de nada menos que 700 Nm entre las 1.750 y las 3.200 rpm, lo que lo hace tremendamente elástico y nos proporciona un empuje capaz de pegarnos al asiento. Es un coche enérgico cargado de ímpetu, con una respuesta totalmente distinta a la que ofrece, por ejemplo, un Audi S3 Sportback, del que como ya os conté me bajé un poco decepcionado.

Sobre el papel las cifras son dignas de mención y sus prestaciones no desmerecen. Es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4.7 segundos, recuperando de 80 a 120 km/h en 3.6 segundos -entre marchas- y alcanzando una velocidad máxima de 250 km/h. Me ha gustado, además, como se han afinado la rápida respuesta del acelerador y del cambio.

Escapes Audi S4 Avant

Escapes Audi S4 Avant

La única “pega” es que el sonido se muestra discreto y no ofrece la radicalidad de la que hacen gala algunos de sus competidores o los modelos RS de la marca, en parte a causa del excelente aislamiento que han llevado a cabo los ingenieros de la marca en el habitáculo y en parte a que no dejamos de estar ante una mecánica diésel -bastante refinada, por cierto-.

Lo que está claro es que se trata de un coche que no va a decepcionarte por la soltura y la agilidad con las que se mueve en todas las circunstancias, ganando velocidad de forma enérgica e insaciable. Y si en tu día a día quieres calma, también es perfecto para practicar una conducción tranquila con unos consumos irrisorios.

Palanca de cambio Audi S4 Avant

Palanca de cambio Audi S4 Avant

El cambio sube de marcha en torno a las 1.800 rpm en una conducción sosegada.

La marca homologa un consumo combinado de 7,3 l/100 km. Durante la prueba, donde hemos recorrido unos 1.800 kilómetros, el consumo medio se detuvo en los 7.0 litros, rondando los 8.5 litros en ciudad y bajando hasta los 6.2 litros en autopista. El depósito de combustible tiene una capacidad de 58 litros, por lo que la autonomía es elevada.

El Audi Drive Select permite elegir entre cinco modos de conducción que modifican diversos parámetros del vehículo – autocomfortdynamicefficiency e individual-, como la respuesta del acelerador, la dureza de la suspensión y la dirección o la gestión de la caja automática.

Modos de conducción Audi S4 Avant

Modos de conducción Audi S4 Avant

Por su parte, el cambio tiptronic por convertidor de par con ocho velocidades se distingue por sus transiciones suaves y rápidas entre marchas. La palanca cuenta con un modo secuencial y, además, encontramos las posiciones E, D y S, así como levas solidarias tras el volante. Estas, como es habitual, son de tacto plástico y pequeño tamaño.

No falta la función de marcha por inercia en los programas efficiency y auto tan pronto como el conductor levante el pie del acelerador. En autopista, el motor gira a solo 1.500 rpm a 120 km/h en octava velocidad.

Información técnica

La mecánica 3.0 TDI es un motor de alta tecnología. Su sistema de inyección por conducto común (common rail) inyecta el combustible a una presión de hasta 2.500 bar. El gran turbocompresor genera hasta 2,4 bar de presión relativa. Su turbina variable está optimizada para un flujo con baja pérdida.

El cigüeñal, los pistones, las bielas y la gestión del aceite han sido diseñados para las altas exigencias y se han tomado medidas específicas para reducir la fricción en el cigüeñal y el mando del árbol de levas.

Si resulta necesario, el radiador de aceite, el EPC, el BAS y la carcasa del compresor en el turbocompresor se integran en el flujo de refrigerante. El sistema externo de recirculación de los gases de escape a baja presión extrae los gases después del filtro de partículas. Esto permite accionar el turbocompresor con todo el caudal de gas de escape, lo que aumenta su eficiencia.

Respecto a la caja tiptronic, unas nuevas modificaciones específicas mejoran su coordinación con el sistema MHEV. Un embrague en la caja de cambios puede interrumpir el flujo de potencia cuando el automóvil está en marcha y el motor está al ralentí o apagado.

Cuando avanza por inercia, una bomba eléctrica de aceite independiente del motor de combustión permite conectar la marcha necesaria en el momento de volver a arrancarlo. Unos muelles en los frenos multidisco de los juegos de engranajes separan los discos entre sí, lo que reduce el par resistente.

El volante de inercia de doble masa incluye un amortiguador que se adapta al régimen del motor y atenúa en gran medida las vibraciones del diésel V6 que se producen a regímenes muy bajos.

Version S4 Avant TDI quattro tiptronic – 6 cilindros en V
Cilindrada 2.967 cm³
Potencia 341 CV (251 kW) @ 3.800 – 3.950 rpm
Par 700 Nm @ 1.750 – 3.250 rpm
Peso 1.910 kilos
Dimensiones Lar/An/Al mm 4.770 / 1.847 / 1.433 mm
Volumen Maletero 420 (1.435) litros
Aceleración 0 a 100 km/h 4,7 segundos
Recuperación 80 a 120 km/h 3,6 segundos
Velocidad máxima 250 km/h
Consumo homologado 7,3 / 10,5 – 7,7 – 6,1 – 6,8 l/100 km (Comb. / vel. baja – media – alta – muy alta)
Emisiones CO2 por km 190 g/km de CO₂ (Euro 6d-TEMP)
Pegatina de la DGT Eco
Precio de partida 77.380 euros (este motor sin descuentos ni extras)

Comportamiento Audi S4 Avant

El Audi A4 es uno de los familiares de referencia por calidad de rodadura, tanto por su capacidad de filtrado sobre el asfalto como por su insonorización interior, y la buena noticia es que estas cualidades no las pierde el S4 Avant. El tarado de las suspensiones es más firme que en otras versiones, pero los ingenieros han alcanzado un excelente compromiso.

He echado en falta que la postura de conducción sea algo más baja para potenciar la sensación de deportividad, algo que sí nos aporta el BMW M340d xDrive. Lo bueno es que a cambio tenemos una excelente visibilidad en todos los ángulos, que se complementa con las cámaras y los diversos asistentes disponibles.

En cualquier caso, sus dimensiones no son un hándicap en la urbe y los aparcamientos. Cabe destacar que ofrece un diámetro de giro de 11,6 metros entre paredes. Por su parte, la dirección progresiva de serie ofrece un reglaje deportivo en su configuración estándar, pues resulta más directa cuanto mayor es el ángulo de giro del volante.

La asistencia electromecánica específica de las versiones S filtra las posibles sacudidas en la dirección, pero no peca excesivamente en ausencia de feedback cuando le buscamos las cosquillas. Además, cuenta con asistencia en función de la velocidad y un buen equilibrio entre rapidez y precisión. Opcionalmente tenemos la dirección dinámica de desmultiplicación variable.

Gracias a ello se trata de un modelo muy agradable de conducir en cualquier circunstancia. Hace gala de un buen confort incluso con la suspensión deportiva S, que rebaja la altura de la carrocería 23 mm. Eso sí, es más firme que la de otras versiones y menos equilibrada en dureza y confort que el tren de rodaje deportivo S con control de amortiguación.

Está controlado a través de la plataforma electrónica de chasis (ECP), que también gestiona el diferencial electrónico. Ambos módulos también están integrados en el sistema de conducción dinámica Audi drive select. De esta forma, el conductor puede ajustar su respuesta seleccionando los perfiles comfort, auto, dynamic, efficiency e individual.

Para un comportamiento aún más dinámico, la tracción quattro se puede complementar con el diferencial deportivo en el eje trasero (diferencial central autoblocante de serie).

Por precio, esta suspensión me parece la opción más acertada para aquellos que quieren disfrutar del S4 Avant tanto en carreteras de montaña como en largos viajes. No resulta seca cuando el firme no está en buen estado, filtra bien las irregularidades y contiene muy bien los balanceos de la carrocería. Como en otras generaciones, el equilibrio es su gran baza.

Es innegable que el Audi S4 Avant va muy bien en conjunto, pero no es una referencia en deportividad. Para mi gusto es demasiado perfecto y le falta viveza en las reacciones, resultando demasiado noble. Por las sensaciones que transmite al conducirlo, un BMW M340d xDrive es más satisfactorio dinámicamente, porque los controles no son tan restrictivos.

Ya sea en una conducción sosegada o deportiva, el nuevo Audi S4 Avant parece ir sobre raíles.

A nivel de asistencias, podemos equipar el regulador de velocidad activo, el asistente de conducción adaptativo, la alerta por cambio involuntario de carril, el asistente de tráfico trasero cruzado o el frenado automático de emergencia con detección de peatones y ciclistas en la carretera, entre otros. Muchas de estas tecnologías son de serie.

Los frenos de los modelos S4 también ofrecen un gran rendimiento. Las pinzas están fabricadas en aluminio, y van pintadas en color negro (rojo en opción) y adornadas con logotipos S. En el eje delantero se utilizan pinzas de seis pistones y discos de acero de 375 mm de diámetro. De forma opcional, Audi ofrece un sistema de frenos cerámicos con pinzas fijas.

Equipamiento y precio

Los Audi S4 Avant incluyen de serie en España climatizador automático de tres zonas, instrumentación digital, ordenador de viaje, aviso pre-colisión, frenada automática en ciudad, alerta de cambio de carril, espejos térmicos, sensor de lluvia, equipo multimedia con pantalla táctil de 10,1 pulgadas, bluetooth, puerto USB, Apple CarPlayAndroid Auto

También de serie son las llantas de aleación ligera de 19 pulgadas, encendido automático de luces, faros Full LED con intermitentes dinámicos detrás, Phone box lightAudi smartphone interface, sensores de aparcamiento, control de crucero, el exterior deportivo, los asientos deportivos, el Audi drive select, el techo interior en negro y la suspensión deportiva.

Está disponible un amplio catálogo de opcionales que pueden elevar considerablemente la factura final. En nuestro país, el precio recomendado sin descuentos ni promociones para el Audi S4 berlina es de 75.370 euros. Si optamos por la carrocería familiar Avant, el precio es de 77.380 euros. Con ello, resulta sensiblemente más barato que sus rivales alemanes.

Diseño/Estética

8.3

Calidad de acabado

8.8

Equipamiento de serie

7.5

Equipamiento opcional

8.6

Habitabilidad

7.7

Motor/Refinamiento

7.6

Prestaciones

8.6

Transmisión

8.5

Dirección

8

Frenos y neumáticos

8.5

Comportamiento

9

Calidad de rodadura

7.8

Relación valor-precio

7

8.1

Notable+

El último facelift del Audi S4 ha dado como resultado un modelo que llega más equipado que nunca, con una potente y frugal mecánica diésel, un equipo multimedia de última generación y un mejorado comportamiento dinámico. Sigue posicionándose como uno de los favoritos en el segmento premium y, por precio, se sitúa ligeramente por debajo de sus rivales directos.

Lo bueno

  • Rediseño acertado para mantenerse al día con detalles deportivos, pero sin caer en extravagancias.
  • Empuje y rendimiento del motor en todas las circunstancias, con una respuesta rápida.
  • Buenos consumos.
  • Entrada en funcionamiento sutil y natural de las asistencias a la conducción y de seguridad.
  • Gran equilibrio entre confort en autopista y comportamiento dinámico en tramos de curvas.

Lo mejorable

  • Si quieres un S4 Avant bien equipado, la factura final se dispara.
  • Alguna laguna en el equipo de serie.
  • Asientos deportivos con el reposacabezas integrado incómodos para personas altas.
  • Pantalla del salpicadero bastante “pegote”, podría estar mejor integrada.
  • Demasiado neutro en sensaciones, tiene una conducción artificial porque es demasiado perfecto en todo. Le falta ese toque pícaro que encontramos en BMW.

Galería de imágenes Audi S4 Avant

Deja un comentario