AMAXOFILIA - La Pasión por Conducir info@amaxofilia.com

Prueba Honda Civic Type R GT 2.0 VTEC Turbo: Así es el tracción delantera más rápido de Nürburgring

Diseño/Estética – 8.5

Calidad de acabado – 6.5

Equipamiento de serie – 8

Equipamiento opcional – 7

Habitabilidad – 8.5

Maletero – 8.5

Motor/Refinamiento – 9

Prestaciones – 9.5

Consumos – 7.5

Transmisión – 9

Dirección – 8

Frenos y neumáticos – 8.5

Comportamiento – 9

Calidad de rodadura – 8.5

Relación valor-precio – 8

8.3

Notable

El Honda Civic Type R ha llegado al mercado con altas expectativas y un diseño provocador, y lo cierto es que cumple bien con lo que se espera de él. Su principal virtud es que es un deportivo práctico y útil, que podemos usar en el día a día sin preocupaciones. Su gran maletero y espacioso interior combinan a la perfección con los 320 caballos de potencia y unas cifras dignas de un gran deportivo japonés. Su estética es arrolladora, lo que puede ser bueno o malo, según se mire, pero es ideal para acaparar todas las miradas.

Hace exactamente un año Honda desveló el nuevo Civic Type R con la llegada del Salón del Automóvil de Ginebra 2017, un compacto deportivo que puede presumir de ser el tracción delantera más rápido de Nürburgring. En el mítico trazado alemán, el nuevo Type R arrebató el récord al Volkswagen Golf GTI Clubsport S por 5,4 segundos, gracias a una vuelta cerrada con un tiempo de 7:43.8, otra prueba más de que este coche ha nacido por y para el circuito. Pero no te equivoques, además de su agresivo diseño y altas prestaciones es un coche confortable y funcional.

Algunos de sus competidores son el Ford Focus RS, el nuevo Hyundai i30 N o el Peugeot 308 GTi, pero la única diferencia es que ninguno de ellos es tan atractivo y provocador como el nuevo Honda Civic Type R. Con la llegada de esta nueva generación, añade una estructura aerodinámica más completa que su antecesor, incluyendo bajos carenados, una nueva generación de ‘air curtains‘ que minimizan las turbulencias de los pasos de ruedas delanteros, un alerón trasero más ligero y unos generadores de vórtices en el borde posterior de la línea del techo.

En sus entrañas seguimos encontrando el mismo motor TURBO VTEC de 2.0 litros del Type R de la generación anterior generación, solo que en este caso genera 238,6 kW (320 CV) y un par máximo de 400 Nm. La respuesta se ha mejorado gracias a la optimización de la ECU. A este, se asocia una transmisión manual de seis velocidades que ha sido mejorada, ahora es más suave y precisa, hasta tal punto que su cambio se convierte en una auténtica delicia para cualquier conductor, más aún con el sistema de sincronización de revoluciones.

Para esta prueba nos hemos decantado por el Honda Civic Type R con el acabado ‘Type R GT‘, el cual añade desde un climatizador dual, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, Honda CONNECT con Navegación GARMIN, información de ángulos muertos y sistema de alerta de tráfico cruzado o cargador inalámbrico. Por 41.600 euros puede ser tuyo, pero antes vamos a ponerlo a prueba para comprobar si realmente es uno de esos deportivos que te marcan para siempre.

¿Nos acompañas en este viaje lleno de adrenalina? 

Diseño Exterior

El diseño del nuevo Civic Type R se podría definir como atrevido, radical o incluso extremo. No pasa desapercibido en ningún momento, convirtiéndose en el arma perfecta para ser el centro de todas las miradas en la calle. Esto puede ser algo bueno o malo, depende de los gustos, pero lo que está claro es que el tipo de persona que se compra un Type R está comprando su diseño, esa mirada voraz o ese juego de llantas de aleación de 20 pulgadas con unos prominentes frenos firmados por Brembo.

Si lo comparamos con el modelo anterior queda claro que su predecesor era más agresivo y radical, quizás demasiado, lo que ha llevado a Honda a diseñar un coche más manejable y seguro, pero sobre todo fácil de conducir en cualquier situación. El principal cambio que ha sufrido esta evolución es la distancia entre ejes, que ahora aumenta un total de 9,5 centímetros para proporcionar una mayor estabilidad al volante. También es 17 milímetros más largo, 25 milímetros más bajo o 3 milímetros más estrecho, lo que lo convierte en un compacto de unas dimensiones poco habituales para el segmento.

El nuevo Type R estará disponible en 6 colores; Championship White, Negro Cristal, Gris Pulido, Rojo Rallye, Azul Deportivo y Gris Sonic. Todos ellos con la tapicería en color negro-rojo

Y es que con sus rivales al lado podemos apreciar que es de los modelos más grandes, algo que también beneficia, especialmente a la hora de diseñar las plazas traseras o el maletero, pero eso lo trataremos más adelante, en el apartado de diseño interior. Comenzando por el frontal, destacan sus faros LED, una  entrada de aire sobre el capó o algunos acentos de color negro que hacen más agresiva su mirada. El paragolpes también se muestra sólido y contundente, pero por desgracia ambas entras de aire son falsas, lo que resta algo de efectividad al diseño

Esta unidad equipa el Pack Carbono Exterior, que por 6.033 euros añade las decoraciones del pilar B, tapas de los retrovisores, decoración del difusor trasero o el alerón trasero en fibra de carbono. Un opcional ideal para terminar de darle ese toque deportivo al conjunto, además, si deseamos algo todavía más llamativo podemos sumar otros 553 euros a la factura para equipar un alerón trasero ‘Rojo rally’ situado sobre el portón del maletero y que en esta ocasión no equipa la unidad de pruebas.

En su vista lateral destaca por encima del resto el juego de llantas de 20 pulgadas y color negro de cinco radios dobles que esconden unos frenos firmados por el prestigios Brembo y que han sido mejorados en su refrigeración. Estas llantas de gran tamaño calzan unos neumáticos Continental Sport Contact 6 con unas  dimensiones 245/30 zR20 XL, perfectos para obtener un gran agarre tanto dentro como fuera del circuito. Además los faldones laterales en fibra de carbono junto con algunos remates y elementos decorativos en este mismo material consiguen crear esa imagen de “niño malo” que tanto nos gusta.

Ya en la zaga es donde encontramos algunos de los elementos más radicales y poderosos de todo su diseño, como ese enorme alerón en fibra de carbono o el triple escape que nos puede recordar a algún deportivo de la casa de Maranello. De nuevo nos encontramos con un paragolpes donde las salidas de aire son falsas, y algo más abajo un difusor en fibra de carbono que remata la zaga para deleite de aquellos a los que dejemos atrás. El rey de la parte trasera es, sin duda, el alerón, y es que el Type R no sería lo mismo sin ese drástico spoiler trasero que acapara gran parte de las miradas.

Diseño Interior

Una vez nos adentramos en el interior del Civic Type R encontramos multitud de aspectos que nos demuestran que no estamos ante un coche cualquiera. Desde la placa indicativa del número de serie grabada en metal pulido hasta los enormes asientos deportivos tipo bucket que son uno de los principales reclamos en su habitáculo. Con una combinación de colores negro y rojo para aumentar esa sensación de deportividad y competición, hasta el panel de instrumentos digital recibe este mismo diseño para crear un ambiente de lo más racing. Si hablamos de calidades nos vemos bastante decepcionados, y es que en un coche de este precio no nos esperábamos tantos plásticos duros.

En el interior, además de inserciones decorativas en color rojo encontramos un embellecedor que imita la fibra de carbono recorriendo todo el salpicadero, un volante de tres radios multifunción de cuero o una palanca de cambios de aluminio. Al lado de esta encontramos el selector de modos de conducción, donde podemos optar entre tres diferentes: Confort, Sport y +R, este último creado para conseguir el máximo rendimiento en circuito. Según el modo que elegimos podemos modificar la amortiguación adaptativa, la dureza de la dirección, el tacto del cambio de las marchas y la respuesta del acelerador.

Los asientos deportivos Type R con reposacabezas integrados e inserciones en suede rojo son perfectos para obtener una experiencia de conducción deportiva y divertida, pero manteniendo en todo momento la comodidad y confort gracias a un buen agarre y un relleno no demasiado firme.

Además en el túnel central encontramos un hueco en un segundo nivel donde podremos poner a cargar el móvil gracias a una toma USB o usarlo a modo de portaobjetos. También disponemos de un espacio con carga inalámbrica para que siempre tengamos nuestro smartphone cargado y listo sin necesidad de cables. Además disponemos de serie de un climatizador dual y la pantalla de 7 pulgadas del Sistema Honda Connect que añade un navegador GARMIN y conectividad Apple CarPlay o Android Auto. El sistema de infoentretenimiento merece una actualización, puesto que los gráficos y mapas están algo desfasados en su diseño.

Una de las principales ventajas del Type R es que además de ser un auténtico deportivo con un diseño radical en su exterior, ofrece gran cantidad de espacio y soluciones en su interior. Disponemos de numerosos huecos en las puertas, o en la consola central o el apoyabrazos, algo que se puede extrapolar a las plazas traseras. Y es que gracias a los 4.557 mm de longitud obtenemos un espacio muy amplio en las plazas traseras, el acceso al interior es cómodo, y hay hueco de sobra para las piernas y la cabeza. Aún así, la plaza central queda algo limitada, dado el tamaño del respaldo y el túnel central que complica aún más la posición de los pies.

El confort y la practicidad es una de las principales claves de este deportivo, y por ello encontramos un equipamiento casi infinito que incluye desde un volante ajustable en altura y profundidad, elevalunas eléctricos delanteros y traseros, retrovisor interior fotosensible, sensor de lluvia, tomas de 12V, plegado de los asientos 60/40 con reposacabezas fijos y sensores de aparcamiento (Delanteros y Traseros) con cámara de visión trasera función parking y líneas de guía.

El diseño y acabado de las puertas traseras es algo más pobre, y el mullido de los asientos puede llegar a ser demasiado blando, aunque no llega a ser incómodo. Otro de los detalles que encontramos en el interior son los cinturones de color rojo, que junto con el bordado de los asientos traseros y el diseño de los asientos delanteros crea una buena combinación con el acabado ‘Rojo Rallye’ del exterior. Además, para los amantes de la buena música equipa un sistema de sonido Audio Premium con hasta 11 altavoces repartidos por todo el interior.

El maletero de 420 litros de capacidad es otro de los grandes reclamos del Civic Type R, acostumbrados a relacionar las altas prestaciones con poco espacio. Además el gran portón trasero nos proporciona un buen acceso de carga, aunque la principal pega de su diseño es la dificultad que nos podemos encontrar en un parking con un techo más bajo. Otra de las grandes soluciones que ha implementado Honda en el maletero es la bandeja extensible cubremaletero, que nos permite ocultar nuestro equipaje con total comodidad y practicidad. Si necesitamos un plus de espacio, podemos plegar la segunda fila de asientos para obtener hasta 1.209 litros de espacio.

Motorización

El nuevo Honda Civic Type R equipa el mismo motor TURBO VTEC de 2.0 litros del Type R de la generación anterior, pero ahora ha sido exprimido para entregar una potencia de 238,6 kW (320 CV) y un par máximo de 400 Nm. La respuesta se ha mejorado gracias a la optimización de la ECU. La transmisión manual de seis velocidades también se ha actualizado y ahora es más suave y precisa. Gracias al sistema de sincronización de marchas conseguimos una conducción más confortable y suave, y es que este se encarga de igualar el nivel de revoluciones en el momento del cambio, para garantizar la máxima conexión entre el coche y la máquina.

La relación del cambio es un 7% más corta que en la caja de cambios original de seis marchas, lo que mejora la experiencia de conducción notablemente, especialmente en carreteras de curvas y puertos de montaña. El motor TURBO VTEC del Type R entrega 320 caballos de potencia a 6.500 rpm y 400 Nm entre 2.500-4.500 rpm, lo que supone un empuje más que suficiente para convertirlo en uno de los tracciones delantera más rápidos del mundo y el más rápido de Nürburgring. A partir de las 2.000 rpm es cuando comenzamos a notar la entrada del turbo, y es en ese momento cuando se desata toda la furia de su mecánica.

Los consumos como te puedes imaginar están a la altura de un deportivo de estas características, la marca homologa en ciudad 9,8 l/100 km, en carretera 6,5 l/100 km y un consumo medio de 7,7 l/100 km. Durante la prueba conseguimos un consumo medio de 8,9 l/100 km.

El sistema de sincronización de revoluciones trata de imitar el ‘punta-tacón‘ para igualar el régimen de revoluciones del motor al que se acopla el embrague cada vez que reducimos de marcha, lo que produce un sonido realmente adictivo para nuestros oídos. Hablando de cifras, el Type R acelera de 0 a 100 kilómetros por hora en solo 5,7 segundos, mientras que alcanza una velocidad máxima de 272 kilómetros por hora, con un peso total de 1.360 kilos.

Además, Honda ha equipado un sistema de escape de triple salida, cuyo funcionamiento es muy especial, ya que no tiene una función meramente estética. Los ingenieros de la firma japonesa han querido acabar con el incómodo zumbido que producen los motores de alta cilindrada durante un largo viaje y por ello han ideado una solución, la de dividir el escape individual en tres tubos justo detrás del eje trasero.

Los dos tubos exteriores del sistema de escape incluyen grandes silenciadores de flujo directo. El tubo central de menor diámetro es un resonador, conformado y dimensionado para obtener un sonido muy particular.

Cuando aceleramos a fondo parte del flujo de escape fluye a través del resonador central, generando un gruñido más fuerte y agresivo. Según Honda, este sonido se escucha desde dentro y desde fuera del modelo. A velocidades de crucero, el flujo fluye a través de la salida central, momento en el que el resonador se llena de aire, bloqueando el flujo de aire. La contrapresión resultante desvía el flujo de escape a través de los silenciadores externos de mayor tamaño lo que se traduce en una notable reducción del ruido en el habitáculo.

Motor 2.0 VTEC Turbo – 4 cilindros en línea
Cilindrada 1.996 cm³
Potencia 235 kW (320 CV) @ 6.500 rpm
Par 400 Nm @ 2.500-4.500 rpm
Peso 1.380 kg
Dimensiones Lar/An/Al mm 4.557 / 1.877 / 1.434 mm
Volumen Maletero 420 litros
Aceleración 0 a 100 km/h 5,7 segundos
Recuperación 80 a 120 km/h N.D.
Velocidad máxima 272 km/h
Consumo homologado 9,8 / 6,5 / 7,7 l/100 km (urb. / extraurb. / comb.)
Emisiones CO2 por km 176 g/km de CO₂ (Euro 6)
Precio de partida 41.600 euros (este acabado)

Comportamiento

Ahora vamos con lo más importante… ¿Cómo es conducir el nuevo Honda Civic Type R? El fabricante japonés ha creado un coche que apuesta por las sensaciones, desde el momento en el que nos subimos al coche y arrancamos el motor, hasta que tomamos la primera curva. Todo ha sido pensado para que hombre y máquina sean uno, y el Type R lo consigue, la diversión al volante está asegurada desde el primer segundo. Su hábitat natural son las carreteras reviradas y repletas de curvas, es aquí donde más disfrutamos gracias a su cambio manual de seis velocidades y un contundente sonido de su triple salida de escape.

La gran ventaja del Type R es que es un coche utilizable para el día a día, algo que no comparte con su predecesor, más duro y radical. Podemos circular por la ciudad sin demasiados sobresaltos, gracias a que la suspensión tipo McPherson en la delantera y paralelogramo deformable en la trasera no es excesivamente dura, convirtiéndolo en un deportivo práctico e incluso confortable. La única pega cuando circulamos en ciudad son los consumos, según la marca homologa un consumo urbano de 9,8 l/100 km, por lo que hay que tener cuidado si nos pasamos con el acelerador.

El sistema de sincronización de revoluciones es un auténtico acierto para conseguir una reducción de marchas más suave y sin tirones, además produce un sonido que puede llegar a ser adictivo.

Su buen radio de giro y la buena visibilidad desde el puesto de conducción hace que callejear por zonas más estrechas no se antoje ningún problema, aunque está claro que el Type R prefiere otro tipo carreteras… Una vez salimos de la ciudad, en autopista se muestra un buen aplomo, además el sistema de su triple salida de escape evita que tengamos que soportar un excesivo ruido durante todo el viaje. Los consumos en carretera descienden ligeramente, aunque no esperes milagros, ni los 6,5 l/100 km que promete la marca, que quedan muy lejos de la realidad. El modo ‘Comfort’ es perfecto para largos trayectos donde no necesitamos una respuesta tan rápida y optamos por el confort frente a la deportividad.

En el panel de instrumentos encontramos una pantalla multi información en color (i-MID) y configurable, como un buen deportivo añade un acelerómetro para medir la fuerza G y diferentes pantallas que nos permitirán obtener un gran número de información en circuito.

No hay duda de que el hábitat natural del Civic Type R son las carreteras de curvas y, por supuesto, el circuito, aunque desgraciadamente no tuvimos la ocasión de ponerlo a prueba en ninguno. Aún así, en algún puerto de montaña y a velocidades legales es capaz de demostrarnos de la madera que está hecho, gracias a su gran respuesta en todo momento. En su exterior podemos encontrar numerosos elementos aerodinámicos que según asegura Honda no son únicamente estéticos, sino que generan carga aerodinámica de forma real. La gran puesta a punto de su chasis nos permite realizar un paso por curva a buena velocidad, pero sobre todo con mucha seguridad.

Equipamiento y precio

El Honda Civic Type R está disponible en dos niveles de acabado, el estándar con un precio que parte de los 38.400 euros y el Type R GT por 41.600 euros. El Type R equipa de serie asientos deportivos, volante de piel, sistema de escape de triple salida, faros LED, placa identificativa con el número de serie, llantas de aleación de 20 pulgadas y el selector de modos de conducción. En cuanto a tecnología y seguridad, añade el sistema de sincronización de revoluciones y suspensiones adaptativas (delanteras y traseras).

Si optamos por el nivel de acabado GT, añade al anterior: climatizador automático dual, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, Honda CONNECT con navegación GARMIN, información de ángulos muertos y sistema de alerta de tráfico cruzado, cargador inalámbrico, retrovisor interior fotosensible, elevalunas eléctricos traseros de un solo toque, elevalunas de accionamiento remoto, retrovisores exteriores con plegado eléctrico o espejos de cortesía. Los faros antiniebla delanteros LED también son exclusivos del nivel de acabado GT.

  • 2.0 VTEC TURBO TYPE R – 38.400 euros
  • 2.0 VTEC TURBO TYPE R GT – 41.600 euros

  • Una estética arrolladora y agresiva que no pasa desapercibida, los detalles en fibra de carbono y su enorme alerón trasero que nos han enamorado.
  • Un interior espacioso y con numerosas soluciones para guardar todo tipo objetos, la practicidad es un punto a favor en el Civic Type R.
  • El maletero de 420 litros nos permite viajar cómodamente con varios ocupantes a bordo, o incluso disponer de hasta 1.209 litros con una fila de asientos disponible.
  • El cambio manual de seis velocidades es una auténtica delicia para la conducción deportiva, y junto con el sistema de sincronización de revoluciones crean una experiencia única.
  • La puesta a punto de sus chasis lo convierte en un conjunto más rígido y estable, lo que aumenta todavía más gracias a su mayor longitud.
  • La experiencia de conducción es única, y la respuesta del motor que estira progresivamente hasta las 7.000 rpm sin descanso.
  • La cámara de marcha atrás y los sensores de aparcamiento delanteros y traseros de serie nos permiten maniobrar y movernos como un pez en el agua por la ciudad.

  • Las calidades y remates del interior no están al nivel de un coche que cuesta 41.600 euros, y es que no estás pagando un lujoso interior sino una mezcla de sensaciones y sus 320 caballos de potencia.
  • El mullido de las plazas traseras o el panel de las puertas resulta algo pobre, con plásticos duros y botones de tacto mejorable.
  • Los gráficos de la pantalla táctil de 7 pulgadas del sistema de infoentretenimiento están algo anticuados, y su uso es poco intuitivo en ocasiones.
  • El volante multifunción de cuero y tres radios ofrece un buen diseño, pero los botones están acabados en un plástico que acapara todo el polvo y huellas de los dedos, tal y como ocurre con la pantalla táctil.
  • Unos consumos elevados en ciudad, pero en el nivel de sus rivales.
  • Las tomas de aire falsas en el exterior le restan efectividad a su diseño. 

Galería de imágenes



Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *