Quartararo lidera el test de las ausencias

Quartararo ha liderado el test de las ausencias en Montmeló de MotoGP. A la esperada baja de Marc Márquez, operado el jueves con éxitosen Estados Unidos de la desviación de 33 grados en el húmeri de su brazo derecho, se han sumado las de Jorge Martín (operado hoy en Italia del túnel carpiano de la muñeca derecha ) y las de Álex Rins y Takaaki Nakagami como consecuencia de la caída de ayer.

El de Suzuki sufrió una fractura sin desplazamiento en el hueso piramidal de la muñeca izquierda y el de Honda, aunque no tenía nada roto, pasó la noche en observación con múltiples contusiones, después de derribar con su casco la Ducati de Francesco Bagnaia, con la que impactó en la rueda trasera, y con su moto la de Rins, que salió catapultado por los aires en el final de recta de Montmleó. A nivel médico, la mejor noticia es que la operación de Martín en Modena ha ido bien y debería estar a tiempo para la siguiente cita, en Alemania, dentro de dos semanas. En los otros casos, toca esperar.

En lo relativo a la tabla de tiempos, el 1:39.447 del ganador de la carrera de ayer queda lejos del 1:38.771 con el que Aleix Espargaró estableció un nuevo récor de la pista camino de la pole, la segunda del año para el de Aprilia. El perseguidor más inmediato del francés ha sido Bagnaia a sólo cuatro milésimas. Por detrás del italiano, Zarco, Aleix, Pol, Miller, Maverick, Morbidelli, Bastianini y Di Giannantonio para cerrar las diez primeras plazas. Más atrás, Mir 12º, Álex Márquez 16º y Fernández 22º.

En el capítulo de las novedades técnicas, Quartararo aparcó el basculante de aluminio con el que ganó la carrera y volvió a probar en su Yamaha con el que empezó la temporada mientras que su compañero Morbidelli trabajó con uno de carbono. KTM le puso tres motos en el box a Olivera y Binder hizo diferentes pruebas y cambios en el basculante. Respecto a Suzuki,sus pilotos disponen de dos paquetes aerodinámicos. Y Honda ha puesto en pista tres chasis diferentes, hoy sí, a disposición todo el material de Pol, que tan mal no le ha ido con la quinta plaza.

Deja un comentario