¿Qué es la conducción en «flow» y por qué la DGT quiere que la evites siempre?

La DGT utiliza todas las herramientas que tiene a su alcance para minimizar el peligro en nuestras carreteras. Sin embargo, hay ocasiones en las que ni siquiera los propios conductores son capaces de detectar que están envueltos en una situación potencialmente peligrosa. Es el caso de la «conducción en flow», un estilo de conducción que la DGT quiere que erradiques de tu día a día.

La conducción es una actividad que, ya de por sí, entraña ciertos riesgos. Es cierto que para algunos conductores se trata de un simple trámite mientras que para otros es un hecho que incluso puede llegar a resultar placentero. También es cierto que no todos los conductores utilizan los mismos vehículos, ni siquiera son de la misma clase. No es lo mismo conducir un coche que una moto, de la misma manera que no es lo mismo utilizar un camión que una furgoneta.

Janfillem Motorista CarreteraJanfillem Motorista Carretera

En las últimas la DGT ha puesto el foco en la que desde Tráfico denominan «conducción en flow», un estilo de conducción que puede llegar a resultar muy peligroso y que la DGT quiere «erradicar» de las carreteras para evitar situaciones de riesgo extremo. Pero…¿qué es la «conducción en flow» y por qué resulta especialmente peligrosa para los motoristas?

La conducción en «flow», un peligro invisible

La conducción en «flow», o «conducción en flujo», hace referencia a un estilo de conducción semi-inconsciente, en el que nuestro nivel de atención desaparece al mismo tiempo que nuestra concentración se centra únicamente en conducir sin tener en cuenta ningún elemento externo. Se hace especialmente patente en los usuarios de moto, cuando comienzan a enlazar curva tras curva sin preocuparse de nada más.

Los conductores se sumergen tanto en la actividad que eliminan la sensación de peligro de su percepción y comienzan a tomar cada vez más riesgos, entre ellos aumentando la velocidad de circulación de manera patente.

Dgt Nueva Senal Vigilancia Motoristas CarreteraDgt Nueva Senal Vigilancia Motoristas Carretera

Tal y como especifica la Dirección General de Tráfico, «la sensación de flujo suele estar acompañada, por tanto, de una velocidad excesiva y solo se abandona cuando el afectado experimenta una fuerte distracción: una sorpresa o un miedo repentinos», lo que supone un grave peligro tanto para los conductores que la experimentan como para el resto de usuarios de la vía.

La DGT quiere eliminar este riesgo de las carreteras, y para ello nos pide a todos los conductores que prestemos toda la atención a la conducción: no se trata de una actividad que podamos realizar sin ningún peligro en vía pública, pero depende únicamente de nosotros, los conductores y usuarios de motos y coches, erradicarla teniendo en cuenta elementos como el límite de velocidad o la presencia de otros usuarios en la carretera.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: