Raúl Fernández le dedica la victoria a su psicólogo

Da gusto escuchar a un deportista hablar sin complejos del beneficio que le aporta trabajar con un psicólogo deportivo, y eso es lo que ha hecho Raúl Fernández tras lograr la victoria en el GP de San Marino, la sexta de la temporada para este novato de Moto2. El de San Martín de la Vega le ha dedicado el triunfo a Pep Font, el mismo psicólogo que en su día llevó a Nani Roma a ganar el ansiado Dakar de motos en 2003.

«Estoy reventado. No puedo más, de verdad. Debo tener una cara vinagre que no puedo con ella. Me ha lastrado muchísimo el ‘warm up’, porque la pista estaba más difícil que otros días. El ‘grip’ ha bajado bastante. Cuando te levantas por la mañana, hay mucho rocío que deja la pista difícil de pilotar. Lo vimos con las caídas que hubo de Moto3 y también en Moto2. He sufrido mucho de forma física, porque no estoy entrenando nada por la mano. Esta carrera ha sido mucho más difícil de gestionar. A tres vueltas del final, he empezado a cometer muchos errores. No podía parar la moto. No sabía cuánto freno delantero estaba dando. Se me ha cerrado un par de veces y las he salvado. Iba tapando huecos y luego casi Remy me pasa, pero estoy muy contento y le doy las gracias al equipo, porque cuesta mucho llevar la moto. Les doy las gracias al equipo y a la Clínica móvil, que han trabajado muy bien, y a toda mi familia. Se la quiero dedicar a una persona especial, que estoy empezando a trabajar con ella. Se llama Pep. Estamos dando pasos adelante y, aunque no consiga dormir muy bien del sábado al domingo, consigo ser muy competitivo, dejar todo atrás y centrarme en la carrera», empezó diciendo el madrileño en DAZN tras bajar del podio.

Y entró en detalles sobre el trabajo en el área psicológica que está llevando a cabo en los últimos tiempos: «Me está ayudando a llevar las emociones encima de la moto. Esto y a nivel personal también muchísimo. Creo que somos niños muy pequeños, que tenemos 20 años o 22 y hay muchas cosas que no sabemos gestionar nosotros solos. Me está ayudando muchísimo. Cuando tienes un entrenador físico te ayuda a entrenar físicamente y, cuando tienes una persona así, te ayuda a gestionar las emociones en los momentos difíciles».

Sobre sus posibilidades de título, dice que «está haciendo un año increíble Remy». Y sobre la opción de alcanzar el récord de las siete victorias como novato en Moto2 fijado por Marc Márquez en 2011, no lo descarta: «Vienen circuitos que se me dan muy bien y vamos a luchar por ello».

Deja un comentario