Recargar en Ionity, esta fue mi experiencia: bueno, bonito y MUY caro

Cargar tu coche eléctrico en un punto de recarga pública es cada vez más fácil gracias a la disponibilidad de cada vez más operadores e infraestructuras. Sin embargo Ionity es la gran esperanza de los conductores de coches eléctricos, especialmente como alternativa a los Tesla Supercharger, pues esta red europea pretende convertirse en la infraestructura de referencia por potencia, acceso y alcance. En Diariomotor ya hemos probado Ionity en varias ocasiones, y por ello hoy te traemos un análisis a fondo para contarte nuestra experiencia. ¿Un adelanto? Bueno, bonito y MUY caro.

Ionity: potencia sin igual

El crecimiento de la red de puntos de recarga de Ionity a lo largo de Europa es constante, y si bien España no cuenta aún con una gran presencia con apenas 11 estaciones en servicio y otras 6 en previsión, lo cierto es que las características de esta red la hacen especialmente atractiva si nuestra ruta coincide con alguna de sus ubicaciones. El principal reclamo de Ionity es la disponiblidad de entre 4 y 6 puntos de recarga en cada estación con potencias de carga rápida de hasta 350 kW, fácil acceso mediante app o QR in situ y el respaldo de diferentes fabricantes de automóviles como son el grupo Volkswagen, Porsche, Ford, BMW Group, Mercedes-Benz o Hyundai Motor Group.

Ionity Punto Recarga Marcas Coches 0921 01Ionity Punto Recarga Marcas Coches 0921 01

Coches eléctricos recargando en una estación de Ionity

Recargar en Ionity supone acceder a potencias de hasta 350 kW, si bien nigún eléctrico a la venta es compatible con semejante potencia

Durante diferentes pruebas de eléctricos: Porsche Taycan, Mercedes EQC y Volkswagen ID.3, hemos podido comprobar que el acceso mediante la app es sencillo, al mismo nivel que el de otras infraestructuras como Endesa X, Iberdrola o Wenea, donde necesitamos crear un usuario con su correspondiente sistema de pago. Sin embargo Ionity también ofrece el acceso rápido mediante código QR, el cual te permite evitar todo el protocolo de registro de usuario, y acceder de forma inmediata al punto de recarga y al pago del mismo. Eso sí, como en cualquier punto de recarga, te recomendamos hacer uso de la reserva previa para evitar llegar y no encontrar puntos libres, y eso sí o sí obliga al registro.

Al recargar en Ionity, con los 3 coches eléctricos mencionados hemos podido alcanzar las potencias de carga máxima permitidas por los fabricantes, si bien estas dependen de variables como el estado de carga de la batería o la temperatura durante la recarga. Pero sí, hemos llegado a ver potencias de 250 kW en el Taycan, 112 kW en el EQC y 126 kW en el ID.3. Si echamos un ojo a la competencia más directa de Ionity, lo cierto es que salvo ciertas excepciones lo común es hablar de estaciones de recarga con una única toma para carga rápida y con una potencia de máximo 50 kW. Es decir, a nivel de punto de recarga para cualquier eléctrico, Ionity está a otro nivel.

Ionity Mercedes Eqc 0921 02Ionity Mercedes Eqc 0921 02

Mercedes EQC 400 recargando en un punto de recarga de Ionity

Precio demasiado elevado

Pero no todo iba ser positivo, y es aquí donde llega la dura realidad. Recargar en Ionity tiene un precio de 0,79 €/kWh, lo cual está muy por encima de las tarifas de sus competidores aunque también éstos ofrecen una potencia de carga menor. Recargar un eléctrico a ese precio supone hablar de un coste por kilómetro muy elevado, pues para un consumo medio de 17 kWh/100 Km que es el registro medio real que obtuvimos en un ID.3 Pro S, hablamos de 13,43 euros cada 100 Km. A título comparativo, un coche gasolina que consuma 9 l/100 tendrá un coste de 12,6 euros cada 100 Km (gasolina 95 a 1,40 €/l), mientras que un diésel que consuma 7 l/100 Km tendrá un coste cada 100 Km de 9,1 euros cada 100 Km (gasóleo A a 1,30 €/l).

Las alternativas a Ionity son mucho menos potentes, en ocasiones peor mantenidas, pero sobre todo son mucho más baratas

Iberdrola Taycan 4s Prueba 1120 063Iberdrola Taycan 4s Prueba 1120 063

Porsche Taycan 4S recargando en un punto de 50 kW de Iberdrola en Villarta de San Juan (Ciudad Real)

La única forma de recargar en Ionity a un menor precio es a través de promociones acordadas con los fabricantes de coches que respaldan esta red. Estos precios pueden reducirse a importes de 0,29 a 0,35 €/kWh, pudiendo disfrutar de estos precios por periodos determinados desde la compra del vehículo (entre 1 y 2 años). A ello también se añaden planes especiales en función del consumo, otra modalidad de pago ofertada por algunos socios de Ionity en donde pagamos una cuota mensual fija para acceder a un precio de recarga más ventajoso.

Dicho esto, si no podemos optar por promociones o descuentos, recargar en Ionity es excesivamente caro.

Conclusiones tras recargar en Ionity

Como ya hemos dicho, Ionity está en plena fase de expansión con el objetivo de alcanzar las 400 estaciones de recarga en toda Europa. Conocidos los pros y contras de esta red de recarga, lo que está claro es que más allá de su escasa presencia en España, su punto más débil es el precio de la recarga en tarifa general.

Ionity Volkswagen Id 3 0921 21Ionity Volkswagen Id 3 0921 21

Volkswagen ID.3 recargando en un punto de recarga de Ionity en Casabermeja (Málaga)

Sin embargo, si queremos recargar un coche eléctrico que no sea Tesla a potencias muy elevadas, lo cierto es que solo Ionity lo hace posible. Y siendo realistas, pagar 0,79 € el kWh no será un problema para quienes pueden comprar un Porsche Taycan o un Audi e-tron GT, los dos únicos eléctricos a la venta que pueden soportar potencias de 270 kW.

El precio de Ionity es su principal hándicap, pero 0,79 €/kWh es un gran hándicap

Pero para el resto de usuarios que conducen coches eléctricos más modestos, Ionity pierde bastante atractivo por culpa de un precio elevado y una potencia de carga que no podremos disfrutar. Es ahí cuando otras infrestructuras se vuelven más interesantes, pues el precio se reduce considerablemente y la potencia de carga rápida (50 kW) es lo suficientemente elevada como para poder viajar en eléctrico.

Supercharger Tesla Tiempo De CargaSupercharger Tesla Tiempo De Carga

Tesla Model X y Model S recargando en la red Supercharger

Si a esto sumamos que esos otros operadores ya están comenzando a desplegar puntos de recarga de 150 kW, y con precios de recarga inferiores a Ionity, la competencia se pone al rojo vivo. Y para terminar no hay que descartar un horizonte que parece cada vez más cercano, y es la entrada en juego de Tesla con la apertura al público de la red Supercharger, la cual goza de una amplia cantidad de puntos en toda Europa, con potencias de entre 150 y 250 kW y un precio de recarga que podría quedar bastante por debajo de la tarifa general de Ionity.

Deja un comentario