Recomendaciones básicas para el cuidado de los neumáticos en invierno

Con el invierno llegan las bajas temperaturas y las condiciones climatológicas adversas propias de la estación como las fuertes lluvias, las heladas y la nieve. Dependiendo del clima donde vivamos y el uso habitual que le demos al coche, los neumáticos más seguros para esta época del año serán los neumáticos de invierno o los de todo tiempo (all season).

Pese a las diferencias que existen entre ambos tipos de neumático ambos tienen algo en común: que se elaboran con compuestos específicos para aguantar el tipo cuando cae el termómetro y aportan mayor seguridad que los neumáticos convencionales cuando empeoran las condiciones del clima. Pero ¿cómo podemos cuidarlos de la forma más eficaz posible? Repasamos algunos de los consejos esenciales.

Cuidados esenciales de los neumáticos en invierno

Aper Neumaticos Invierno Aper Neumaticos Invierno

Tanto los neumáticos de invierno, que por sus características y diseño de bandas de rodadura nos permiten olvidarnos de montar cadenas cuando nieva, como los neumáticos todo tiempo son más eficaces que los neumáticos estándar cuando el termómetro marca temperaturas por debajo de los 7ºC.

Además, tienen mejor capacidad de tracción, adherencia y frenada cuando hay lluvia, nieve o hielo.

Para el mantenimiento de estos dos tipos de neumáticos, al igual que sucede para el mantenimiento de los neumáticos convencionales, solo hay que tener presentes algunas pautas y seguirlas de forma periódica. El Real Automóvil Club de España (RACE) destaca diez:

  • Mantener la presión de las ruedas conforme a las especificaciones del fabricante.
  • Comprobar cada 15 días con nanómetro de neumáticos digital antes de empezar a rodar.
  • No olvidar revisar la presión de la rueda de repuesto.
  • Vigilar periódicamente el desgaste desigual del neumático.
  • Revisar la suspensión para que no dé lugar a desgastes irregulares del neumático.
  • Observar posibles fugas de aire por las válvulas.
  • No sobrepasar los límites de velocidad establecidos por el fabricante del vehículo, de la vía o del neumático.
  • Sobre el mismo eje, mejor no montar neumáticos de marcas o especificaciones distintas.
  • Revisar visual y periódicamente el estado de las llantas.
  • Evitar golpes y roces con bordillos y otros obstáculos.

Si nos decantamos por usar neumáticos de invierno hasta que llegue la próxima estación, a estos consejos esenciales debemos añadir que lo ideal para mantenerlos en perfectas condiciones durante su vida útil es buscar un lugar cerrado y seco donde poder almacenarlos cuando no los usemos.

Invierno2 Invierno2

Hemos de recordar que este tipo de neumáticos a temperaturas normales (o fuera de su hábitat natural como los lugares donde el clima es más frío todo el año) sobre el asfalto tienden a desgastarse más rápido de la cuenta y no alcanzan el agarre de un neumático de todo tiempo.

Si por el contrario usamos neumáticos all season, no debemos olvidar usar correctamente las cadenas cuando sea necesario. Aunque las de tela son más suaves con el neumático que las cadenas metálicas convencionales, es imprescindible que no superemos nunca la velocidad máxima permitida con las cadenas puestas para evitar daños.

En Motorpasión | ¿Problemas para arrancar un motor frío en invierno? Este es el enorme esfuerzo que hace el coche cada mañana

Deja un comentario