Renault planea recortar otros 2.000 empleos en Francia: adiós ingenieros, hola expertos en química de baterías

Tal y como había anunciado el CEO de Renault, Luca de Meo, al desvelar su plan maestro para salvar a la firma, habrá recortes de empleo. De momento se planea eliminar 2.000 puestos más en Francia principalmente de ingenieros y de personal de apoyo.

Es el precio a pagar por el coche eléctrico.

Una renovación de la fuerza laboral

Renault Renault

La compañía está negociando con los sindicatos franceses para recortar 1.600 puestos de ingeniería y 400 de apoyo entre 2022 y 2024, pero promete que durante el mismo periodo contratará a 2.500 personas.

El plan pasar por añadir fuerza laboral a otras áreas, especialmente las relacionadas con el estudio de datos económicos, financieros y sociales para  descubrir patrones, o la química de baterías.

El Grupo pretende cubrir el 100 % de sus futuros lanzamientos eléctricos, en todos los segmentos, con una celda de química NMC (Níquel, Manganeso y Cobalto) y una arquitectura de células unificada.

No olvidemos el objetivo de convertirse en una empresa tecnológica que además fabrique coches. Por eso Luc Julia, el cocreador del asistente inteligente de Apple, Siri, es el nuevo director científico.

Renault se ha propuesto como objetivo que el 65 % de sus ventas en 2025 sean con coches eléctricos y electrificados, mientras que en 2030, el 90 % de la ventas sean de coches eléctricos.

A los 10 coches eléctricos que prevé lanzar de aquí a 2025, el plan también pasa por levantar su propia gigafactoría en el norte de Francia, donde se crearán miles de puestos de empleo, asegura.

Lo cierto es que la pérdida de empleo asociada a la transición a la movilidad eléctrica es una de las mayores preocupaciones en la industria.

En este sentido, el consejero delegado de Volkswagen aseguró hace unas semanas que la mayoría de puestos de trabajo sobrevivirían a la transición a los coches eléctricos, afirmando que «para fabricar muchos coches, todavía se necesitará mucha gente».

La firma del rombo ya ha anunciado un recorte de plantilla en Francia de 4.600 personas tras registrar en 2020 pérdidas históricas que superan los 8.000 millones de euros.

En Motorpasión | Probamos el BMW M2 CS: un coche auténtico que te exige y te hace sonreír a partes iguales

Deja un comentario