Rins se comió 12 rivales en la salida y 19 en toda la carrera

De noveno a segundo en Texas y de 23º a cuarto en Portimao. Así se las ha gastado Álex Rins en las dos últimas carreras de MotoGP, con dos impresionantes remontadas con las que dar que hablar y auparse al coliderato de la general, empatado a 69 puntos con Fabio Quartararo. El de Suzuki le da aún más valor a esta segunda remontada, porque había sido un desastre durante los entrenamientos pasados en agua y el semáforo le quedaba más lejos que nunca ocupando el penúltimo puesto de la parrilla. Todo se fraguó con una salida colosal que le permitió comerse a 12 rivales, para luego escalar siete plazas más y recuperar un total de 19 puestos, uno más que registro de Márquez hace dos semanas en el GP de Las Américas.

«Quizás le doy más valor a esta remontada y eso que cada remontada es especial. Cada carrera es diferente, pero sinceramente creo que esta ha sido una de mis mejores carreras pues hay que pensar que salíamos prácticamente últimos y pasar décimo o undécimo en la primera vuelta no es nada fácil y tampoco hay muchos sitios para adelantar en este circuito, entonces por eso estoy contento», aseguraba sobre su meteórico arranque.

Sobre la carrera, dijo: «No me acuerdo mucho. Lo único que me acuerdo es de haber visto el pique entre Álex Márquez y Aleix Espargaró, sacando los codos en el tobogán, pero no me acuerdo mucho porque lo he visto pasar todo muy rápido. Nos hemos colocado bien, he optado por ir hacia el exterior, asumiendo el riesgo de que algún piloto me pudiera empujar hacia afuera, pero poco a poco me sentí bien, iba haciendo adelantamientos tanto por el interior como por el exterior, con bonitas batallas y adelantamientos limpios, pues no me gusta ser muy sucio en pista y al final, cuando le he enseñado una vez la rueda a Aleix, estaba sufriendo ya con el neumático delantero, con la parte derecha y gracias a él que me ha llevado un poco, pero poco a poco se me iban escapando las opciones de adelantarlo. Faltando cuatro vueltas o tres he optado por acabar la carrera pues sabía que me estaban marcando que al piloto que iba detrás, que era Oliveira, cada vez le iba sacando un poco más de distancia, así que más o menos las últimas vueltas me lo he tomado con más calma».

Respecto a si tras una carrera así se encontró el contrato de renovación con Suzuki al llegar al box, dijo tras sonreír: «Bueno, no todavía. Sí que es cierto que desde Qatar ya nos comunicaron tanto a Mir como a mí que nos querían para la temporada que viene, que nos querían renovar, pero las condiciones aún no las hemos hablado. Ahora mi manager tendrá que empezar a hablarlo pronto. Sinceramente, no sé cuando, pues es una cosa de la que se encarga él y no me gusta estar muy encima. Hablando con Livio (Suppo) y sabiendo que confían en mí ya es una buena cosa, ya me lo dijeron en Qatar y por eso estoy centrado».

Sigue sorprendiendo el Rins de este año, mucho más centrado, algo que él mismo reconoce: «Es un cúmulo de cosas al final y creo que tanto la moto como yo hemos mejorado, hemos hecho un paso adelante y eso ayuda a ser más constante a sentir más la moto y a pensar encima de la moto y la verdad es que estoy contento porque estamos trabajando de una manera que no habíamos trabajado nunca y está dando su resultado».

Y sobre el coliderato con Quartararo: «Estoy contento por cómo hemos aprovechado los puntos de esta carrera, que hemos sabido gestionar muy bien sin tomar más riesgos de los necesarios, pero al final son cinco carreras y faltan muchas por delante. Estoy contento de que la siguiente carrera sea en Jerez, así que a por todas. ¿Si estoy más preparado que nunca para luchar por el Mundial? Sí, por qué no».

Por cierto, Rins es otro que incumple aquella máxima de las carreras que dice que cuando un piloto es papá pierde varias décimas de segundo por vuelta… «Cuando llego a casa después de un entrenamiento es como que desconecto de todo después de… Cuando un día no te van todas las cosas bien, y llegas a casa, Lucas te saca una sonrisa. Después de la carrera me he encontrado a mi mujer, Alexandra, con Lucas y casi se me saltan las lágrimas. Es brutal. Sí que es cierto que mucha gente me decía que siendo padre vas más lento, pero al final cuando te cierras la visera no piensas y tiras hacia adelante, pero ya os lo comentaré de aquí a dentro de unos años».

La película de la remontada de Rins en Portimao

V1: Parte 23º y gana 12 posiciones de una tacada con una impresionante salida. Se pule en la arrancada a Darryn Binder, Savadori, Gardner, Morbidelli, Bastianini, Nakagami, Dovizioso, Bezzecchi, Di Giannantonio, Maverick, Brad Binder y Marini. Y antes de acabar la vuelta, supera también a Marc Márquez para ponerse 10º en el primer paso por meta. ¡Colosal!  

V2: A Martín para 9º.

V4: A Pol para 8º.

V8: A Oliveira y Álex Márquez para 6º.

V19: La caída conjunta de Miller y Mir en el final de recta, cuando peleaban por la tercera plaza, le hace ganar dos posiciones para situarse cuarto de ahí a final de carrera.

Deja un comentario