Roma: «El primer objetivo es ganar, luego veremos…»

Es hora de colocarse el casco y los guantes para volver a competir. Nani Roma (49 años, Barcelona) no lo hacía desde que firmó un quinto puesto en el último Dakar en su estreno con el equipo BRX de Prodrive, y ahora regresa al volante en la Baja Aragón, sin duda, una de sus pruebas predilectas. Antes de empezar la lucha contra el crono y tras hacer una primera toma de contacto sobre el terreno para «empezar a cambiar diferenciales, hacer test y lo básico para competir», el catalán habla con As.

—Lo primero, qué diferencia con el año pasado que llegaron al Dakar sin competir y ahora ya lo están haciendo en los tiempos adecuados.

—Sí, no rodábamos con él coche desde el Dakar, es la primera vez que va a correr en Baja, y también la última, porque después va a cambiar el modelo. Cuantas más carreras haces más competitivo eres y es importante arrancar, lo que pasa es que vienen coches nuevos también. Otra vez el reglamento ha cambiado, nos hemos tenido que adaptar. Hemos aprendido mucho en el equipo y ahora al terminar esta carrera nos concentraremos en la fabricación del modelo nuevo, es un proyecto muy motivante.

—¿Cómo va a ser ese nuevo modelo?

—Vamos a hacer uno plus, un coche más ancho (30 cm más hasta los 2,30 m), con más suspensión (350 mm de recorrido) y ruedas de buggy (37 pulgadas). Será la base del actual y creo que va a estar muy, muy bien para competir en medio del desierto, es menos exigente físicamente y creo que mejoraremos mucho en velocidad para ser más competitivos.

—¿Qué han aprendido del Dakar hasta ahora?

—Hemos aprendido de los errores que hicimos, porque el coche se empezó a hacer muy tarde. Ahora creo que con el conocimiento que tenemos, vamos a mejorar todo el tema de logística, de la importancia de los copilotos en el Dakar moderno… Tenemos tiempo de analizar y aquí la gente lo hace mucho. Hemos hecho muchas reuniones y siempre se aprende más cuando haces más cosas mal que bien, porque cuando todo va bien dejas un poco de lado el análisis. Sinceramente, el año pasado hicimos un pequeño milagro porque el coche tocó arena en noviembre. Estamos motivados.

—Imagino que han sido meses de trabajo duro en la fábrica, ¿se han hecho largos sin competir?

—Siempre, lo que pasa es que fue tan intenso el año pasado… Desde septiembre estuve todo el tiempo prácticamente ocupado hasta el final del Dakar. Fue tan intenso que me ha venido bien un descanso (ríe), aunque nunca descansamos del todo. Ahora volver a competir es muy interesante.

—Además en Aragón, una cita especial con la que tiene una larga relación.

—Siempre lo digo, es una de las carreras que me abrió las puertas del Dakar cuando la gané en 1995 con 23 años. Le estoy muy agradecido a esta prueba y ya la ha corrido 20 veces con esta, y la he ganado nueve. Me siento muy bien aquí, con el público y tú gente, es algo a lo que no estamos acostumbrados.

—¿Qué espera de la Baja? Son solo dos días de competición…

—Será una carrera muy intensa. Hay pilotos rápidos y que llevan todo el año compitiendo, así que habrá que salir tranquilos, pero yo siempre salgo a ganar, aunque a veces no lo diga (risas). A veces puedo y a veces no. El primer objetivo es ganar, y luego veremos… Adaptarme al coche en estas pistas, ver cómo va todo y sobre todo volver a entrar en competición. Es una carrera que conozco bien aunque cada año es más corta porque no es fácil organizar carreras, pero vamos a disfrutarla.

«Serán unos años muy interesantes con la llegada de Audi, es magnífico»

—Además, vuelve a trabajar con Álex Haro como copiloto, un fichaje clave y más después de la solución de emergencia que hubo que encontrar para el Dakar.

—Sí, volver a trabajar con Álex dos años después será muy importante, y más después de la faena que tuvimos en el Dakar. Alex Winocq nos salvó la papeleta, pero fue complejo. Y luego Dani (Oliveras) al perderse esa carrera le falta rodar más y ahora está con Terranova. A Álex le conozco muy bien, empezó conmigo en esto y fuimos segundos en 2019. Es muy válido y tiene mucha experiencia, lo que ahora nos hace falta.

—El nivel de los pilotos que están en Aragón es una vara de medir importante.

—Hay un nivel importante y eso es bueno para la salud de los raids, porque tener rivales es lo que te hace mejorar. Las victorias que más saboreas son en las carreras en las que hay pilotos de nivel, son en las que más te esfuerzas y mejoras, al igual que tener a un buen compañero de equipo.

—Hablando de eso, ¿cómo sienta tener, además de a Loeb, a Terranova en un tercer coche del BRX?

—Además, Orly en las bajas va muy bien. Es importante y a ver si después puede seguir y hace el Dakar con nosotros, porque esas carreras las ganan equipos, no pilotos. Las tácticas de equipo son claves, yo nunca he ganado el Dakar por mí solo, lo ha ganado un equipo de gente motivada y preparada, y si podemos ampliarlo con pilotos de nivel, maravilloso.

—A pesar del alto nivel que hay en Aragón, hay ausencias destacadas como las de Sainz y Peterhansel. ¿Qué le parece el fichaje de Carlos por Audi?

—Es bueno, creo que Carlos demuestra que está motivado. Es un gran activo para la marca que lo fiche, tanto él como Stéphane son pilotos con mucha experiencia y cuando empiezas un proyecto nuevo, como me pasó a mí el año pasado, es lo que hace falta. Audi ha dejado todo para centrarse en el Dakar, y creo que para el mundo de los raids es una súper noticia, y muy buena también para Carlos, una nueva experiencia y con un híbrido, hacia donde tendremos que ir todos en un futuro. Creo que lo va a disfrutar. Preveo unos próximos años muy interesantes para los raids con la llegada de una marca así, es magnífico porque dará a conocer más la disciplina. Quizá más marcas se pueden animar.

—¿Y teme que Audi pueda verse beneficiado por el nuevo reglamento para los híbridos? ¿O confía en la FIA?

—Aquí está la FIA para igualar las potencias… Una forma de hacerlo es usar las mismas ruedas y el mismo tipo de suspensiones, porque sino es muy difícil. Ahora vamos a ir igual, y es tema de ver la aceleración y demás. La FIA sabe de esto y confiamos en ellos, no van a hacer que un coche tenga más prestaciones que los otros, si no que sea la habilidad de cada uno la que marque las diferencias.

—Para acabar, ¿cuál es su plan hasta el Dakar?

—Están ya fabricando los nuevos coches y tenemos un plan de test en Inglaterra en agosto. Luego, nos prepararemos para hacer más test en Marruecos y Arabia. Es un planning muy cargado, pero muy motivante.

Deja un comentario