Tesla intenta volcar un Model X para demostrar lo que hace un centro de gravedad bajo

Tesla ha publicado en un reciente vídeo una de las pruebas a las que ha sido sometido el Model X, afirmando que es el primer y único SUV que ha conseguido la máxima calificación en las pruebas de choque de la National Highway Traffic and Safety Association (NHTSA) en cada categoría y subcategoría. La compañía también asegura que el Model X tiene la menor probabilidad de vuelco y de lesión global que cualquier otro SUV.

2,5 toneladas de todocamino eléctrico con mínimas derivas de la carrocería

El centro de gravedad de este modelo, que monta las baterías en el suelo del vehículo, es bajo, lo que disminuye las posibilidades de volcar. La prueba representa un escenario en el que el vehículo se desvía de forma lateral, como puede ocurrir en una curva, y se desliza fuera de la carretera:

Lo que no se ha desvelado es la velocidad a la que se ha ‘lanzado’ el Model X durante la prueba de choque.

oscaro ES - Image Banner 728 x 90

El todocamino de Tesla se enfrentó a sus primeras pruebas de choque en junio de 2017 y consiguió la máxima puntuación de la NTHSA. Los paquetes de baterías, colocados muy bajos y que además pesan más de 500 kilos, permiten un centro de gravedad bajo y se reduce a la mitad las posibilidades de vuelco; además al no tener el motor montado en el vano delantero, esta parte del vehículo actúa como zona deformable, absorbiendo de manera más eficiente la fuerza del impacto.

Temas

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar:close