Toyota se desquita en Bahréin

Triunfo del Toyota ‘7’ en las 8 Horas de Bahréin y redención para el fabricante japonés, que perdió la última carrera en Shanghái a manos de Rebellion y que también había cedido la pole en el circuito del Golfo. Pero no, el Rebellion de Bruno Senna y el Ginetta de Charlie Robertson, que partían en primera línea, se tocaron en la primera curva y tiraron por tierra todas sus opciones para inquietar el poderío híbrido del TS050. Tampoco hubo oposición real para Mike Conway, Kamui Kobayashi y Pechito López, pilotos del coche ‘7’, porque sus vecinos de garaje en el prototipo número ‘8’ (Buemi, Hartley y Nakajima) acusaron daños en el fondo plano y acabaron segundos, pero doblados. Completó el podio el Rebellion poleman de Senna, Menezes y Nato remontando tras el incidente.

United Autosports, el equipo de Zak Brown, reinó en la categoría LMP2 con el jefe vigilante en el garaje y unos cuantos invitados de renombre, como la familia real bahreiní que es también el principal accionista de McLaren. Estaba allí, por tanto, la plana mayor de Woking asistiendo al triunfo del proyecto de Zak, con Le Mans como un plan de futuro para la casa británica.

Miguel Molina brilló con el Ferrari ’71’ entre los GTPro y debió celebrar una victoria, porque en ritmo habían batido a los Aston Martin y sus maniobras en lo pista bien lo merecían. Pero una inoportuna penalización por patinar con los neumáticos al abandonar el último ‘pit stop’ (prohibido por el reglamento) forzó un ‘stop&go’ que dejó al catalán segundo tras el Aston Martin ’95’.

ACCIONA Movilidad - Motos eléctricas motosharing

El WEC cierra su 2019, pero no la temporada 19-20, última antes de los ‘hypercar’. Lidera LMP1 el trío Conway, Kobayashi, López con dos victorias esta temporada, pero quedan cuatro carreras en 2020 para cerrar el curso: Austin (sustituye a Sao Paulo), las 1.000 Millas de Sebring, las 6H de Spa y las 24H de Le Mans donde aún no se descarta una aparición de… ¿Alonso?

Deja un comentario