Un Chevrolet Camaro demencial

En España, y en Europa en general, las carreras de aceleración no es que sean muy populares y tampoco se conocen muchos detalles ni hay una afición fiel como puede haber en la Fórmula 1 o en el rally, pero en Estados Unidos, esto es todo un mercado. Pilotos conocidos por muchos, aficionados de todas partes del país y coches a cada cual más demencial. Es toda una cultura la que rodea al mundo de las drag races o carreras de aceleración y este Camaro del 95 es uno de esos gladiadores que a la hora de la verdad salen a enfrentarse a ese famoso cuarto de milla.

Nitro en lugar de asientos

Este modelo en concreto será subastado en Bring A Trailer y ha sido preparado hasta el más mínimo detalle para exprimirle los caballos de la salida a la meta. Su motor V8 ha sido modificado de tal forma que cuenta con 810 caballos, pero esto no es todo, si queremos desatar a la bestia, cuenta con un sistema de dos etapas de óxido nitroso -aquí en España es más que probable que lo único que te haya llegado a los oídos sobre este elemento sea por las películas de Fast & Furious- que elevan la potencia de este monstruo hasta los 1.625 caballos. Toda esta potencia se envía a las ruedas traseras, debidamente calzadas con neumáticos Mickey Thompson para este tipo de eventos, por medio de una caja de cambios automática de tres velocidades.

Obviamente, para que este no se desmorone en el camino hacia la meta, todo el coche ha sido debidamente preparado. Suspensiones, frenos, chasis, jaula antivuelco, interior, paneles… Incluso podemos observar esas famosas botellas de nitro en el lugar donde solía estar el asiento del copiloto.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *