Un Ferrari se cuela en la fiesta

Será otro fin de semana decisivo en la lucha por el título. Todos lo son, pero este más, porque Hamilton aceptó este viernes una sanción de diez puestos en la parrilla del GP de Turquía a cambio de montar un nuevo motor de combustión y llegar al final de temporada con una mecánica menos castigada. El líder del Mundial, con dos puntos de ventaja sobre Verstappen, debe ahora limitar los daños como hizo el neerlandés en Sochi, cuando salió último y acabó segundo. Ritmo no le falta a Sir Lewis, lideró las dos sesiones de entrenamientos en Estambul y sería el máximo favorito a la pole y la victoria, de no ser por la penalización.

En una situación que debía ahondar en las vulnerabilidades del Mercedes, es el Red Bull blanco quien ha dado un paso atrás. Verstappen no empezó cómodo en el circuito turco y finalizó la jornada con el quinto tiempo, a más de seis décimas del más rápido y por detrás, incluso, de su compañero de equipo. Pérez le aventajó en dos sectores y eso es nuevo. Bien por el mexicano, que necesita un gran premio sólido para espantar algunos fantasmas, pero extraño por parte de Mad Max, esa trituradora de compañeros que no perdona ni un microsector.

Entre el campeón y el aspirante se colaron Leclerc, Bottas y Checo. Lo del monegasco no parece casual, en Ferrari estrenaron un sistema híbrido en el motor muy prometedor y llegan a Estambul con los componentes frescos. Charles lleva dos poles este año y su viernes en Turquía fue prometedor, porque fue rápido con neumáticos medios y con blandos y sólo él se acercó a menos de dos décimas de Hamilton. Quizás haya otra pole en juego para Ferrari, aunque Sainz tendrá que ver la clasificación desde la barrera porque su situación es otra: sale último, por estrenar unidad de potencia, y su trabajo en la pista está dirigido hacia la remontada en carrera. En los entrenamientos firmó el 12º tiempo, pero siguió un programa alternativo.

Alonso arrancó fuerte con el Alpine séptimo, a ocho décimas de la cabeza y algo más de una décima por detrás de Lando Norris, que parece la primera referencia creíble de la zona media cuando Leclerc se ha pasado a la otra liga. El asturiano tampoco siguió el orden convencional en los entrenos, comenzó la mañana portando unos sensores aerodinámicos y dio sus vueltas más rápidas ligeramente más tarde que el resto. El coche francés se mueve bien, estuvieron delante en la sesión matinal (con neumáticos más duros) e hicieron lo propio por la tarde con Ocon octavo, a escasas milésimas del bicampeón español. Ahora, a confirmarlo el sábado.

Posibilidad de lluvia en clasificación

El Intercity Istanbul Park recibe al Gran Circo con un asfalto tratado y corregido para evitar la falta de agarre del pasado año. La receta funciona, la mejor vuelta de 2020 se batió en apenas cuatro minutos de práctica. La espectacularidad del trazado acompaña, una montaña rusa constante donde predominan las curvas a izquierdas y reina la espectacular ‘ocho’, con cuatro vértices. La meteorología es variable a orillas del Bósforo y la lluvia puede salpimentar la clasificación (40% de probabilidad, en carrera baja al 20%).

Deja un comentario