Un mal ejemplo justificado en la Fórmula 1

De forma equitativa, tras un estudio minucioso y siempre juzgando únicamente el incidente en cuestión que ha sido declarado para investigar. Así es la fase previa en la que actúan desde Dirección de Carrera a la hora de comunicar unas sanciones, que se han endurecido a raíz de las recientes pérdidas que se han sucedido en las categorías inferiores del motociclismo en los últimos meses. Han sido demasiadas (tres en cuatro meses) y ni siquiera eso parece haber hecho mella en una categoría como Moto3, donde a los pilotos les puede más la presión por demostrar un talento que te mantenga con aspiraciones en el Mundial, que el hecho de no poner en riesgo sus vidas.

La acción de Öncü durante la carrera de la clase pequeña en Austin fue otro ejemplo más de ello y de la agresividad que existe en la cilindrada. El turco provocó un accidente múltiple tras un cambio de trayectoria muy peligroso que involucró a tres pilotos más (Migno, Alcoba y Acosta) y que afortunadamente, no terminó en tragedia. Pero las consecuencias no le eximen de culpa al piloto de KTM y los comisarios teniendo muy en cuenta la coyuntura actual, se mostraron más estrictos que nunca al optar por una sanción que deja a Deniz dos grandes premios en casa sin competir. Una decisión que «no fue correcta» para Kenan Sofuoglu, mánager del piloto turco.

El campeón de SSP habló con Speedweek para defender a su piloto y además, quiso justificar lo que pasó sobre el asfalto de Austin con un ejemplo de rivalidad que alimenta a la Fórmula 1 especialmente esta temporada: «Incluso en la F1 pilotos como Hamilton o Verstappen pilotan agresivamente. Para tener éxito, tienes que ser agresivo. Es parte del deporte. Hoy los pilotos se quejan demasiado». El agente turco habla de reproches por parte de sus rivales provocados por no poder vencer a sus pilotos, y es entonces cuando «buscan razones para quejarse». Pero nada más lejos de la realidad. Aunque para Sofuoglu «el accidente fue causado por la mala suerte», fue precisamente la suerte quien evitó otro domingo negro al que invocó Öncü con su pilotaje y en un momento innecesario, pues cambió de trayectoria cuando ya estaba por delante de Migno.

Por si no hubiese dado motivos de peso para exculpar a su piloto, el agente turco continuó dando argumentos a favor de la inocencia de Deniz: «Así es como se pilota en Moto3 y SSP300 actualmente. Pero una cosa es cierta sobre mis pilotos: entrenan más que los demás y trabajan más que los demás. Pilotan de forma agresiva, pero correcta. Para mí es muy importante que no haya contacto, pero si solo sigues a tus oponentes, nunca ganarás una carrera». Aunque lo que se ha demostrado pilotando así, es que no solo es imposible ganar, sino incluso terminar viendo la bandera a cuadros.

Deja un comentario