Un Red Bull «completamente diferente» para Bahréin

La primera toma de contacto con la nueva era de la Fórmula 1 no dejó a ningún claro favorito sobre el asfalto. Hay quienes apuntan a la llegada de Ferrari entre el dominio de Mercedes y Red Bull, pero como el propio Leclerc recordó, «ir rápido en los test no significa nada, ya lo vimos en 2019». No será hasta el próximo 20 de marzo en Bahréin cuando salga a relucir la realidad pero antes, tanto equipos como pilotos, tendrán tiempo para terminar de familiarizarse con un nuevo monoplaza que «funciona muy bien» en el seno de Milton Keynes como reconoce Verstappen. Aunque será «completamente diferente» en Sakhir a partir del próximo 10 de marzo.

El RB18 cambiará su aspecto pese a una primera valoración del vigente campeón, que deja con buen sabor de boca a la estructura energética tras los test en Barcelona: «El coche funcionaba sin problemas. En general el peso ha aumentado un poco, pero realmente disfruto pilotando. Además tiene un buen equilibrio, es estable». Pocas pegas le pone de puertas para fuera Mad Max a la nueva creación de Adrian Newey. Un monoplaza innovador acorde con los nuevos tiempos, entre el que destaca un mordisco en los laterales, que fue rápido con cualquier compuesto durante unas primeras pruebas en las que no salieron a por tiempos.

Mucha culpa de ello puede tener la cuarta posición de Verstappen en una tabla final, que marcó para Red Bull 34 vueltas menos de las que completó Hamilton (93) durante la última jornada de unos test en los que el objetivo era claro: «Dar muchas vueltas y tratar de concentrarnos realmente cada aspecto del coche». Lo que seguramente fue una meta conseguida pese a las numerosas banderas rojas que ondearon el viernes, ya que el neerlandés se encargó de confirmar que pueden permitirse los cambios que demanda en el monoplaza un trazado «completamente diferente» con otras necesidades distintas a las de Montmeló. 

De cara a su llegada a Bahréin, en Red Bull saben lo que quieren y también lo que necesitan. La confianza a una vuelta es tanta que «todavía no le presto mucha atención a los tiempos», reconoce Verstappen, tras su primera toma de contacto con un RB18 que promete otro año luchando en lo más alto. Desde Milton Keynes tienen claro que el vigente campeón puede ser todavía más fuerte y en Sakhir, tendrán la primera oportunidad para demostrarlo.

Deja un comentario