Verstappen pasa a la defensiva

Max no lo ve claro. Mercedes ha sido razonablemente más rápido que Red Bull en Monza, Sochi y Estambul, las últimas tres paradas del Gran Circo, y Austin parece otro de esos circuitos que le irá mejor al monoplaza de Hamilton. Verstappen sobrepasó al inglés en la última carrera y recuperó la primera posición del campeonato con seis puntos de ventaja, en ese pulso tremendo que permite cambios de líder prácticamente en cada gran premio. Con seis carreras aun por delante, hay 150 puntos en juego los domingos, más seis por las vueltas rápidas y otros tres en el esprint de Interlagos. Nada está decidido y el Mundial puede llegar vivo a Abu Dhabi.

Para el piloto neerlandés, el W12 ha dado un salto de calidad reciente que desequilibra la batalla con Red Bull: «Fueron definitivamente más rápidos en Turquía, no les alcanzamos y en lluvia tenían margen. Analizaremos por qué no fuimos tan competitivos y pienso que pueden haber dado un paso más allá. No va a ser fácil, pero hasta ahora hemos tenido un gran año y siempre voy a dar el máximo. Como dije, no me va a cambiar la vida ser primero o segundo, siempre voy a dar lo mejor de mí y espero que sea suficiente. Si no lo es, no dormiré menos».

Verstappen cree que Las Américas (GP de Estados Unidos, la semana que viene) también sonreirá más a Mercedes: «Hay secciones de pie a fondo también y la degradación de los neumáticos es igualmente bastante elevada (como en Estambul), así que son detalles a tener en cuenta. Quizás en otros circuitos podemos estar un poco mejor, pero nunca va a ser fácil. El año ha estado muy apretado. A veces parecía que estábamos un poco mejor, pero en otros circuitos ellos eran bastante rápidos. Espero que en las próximas carreras haya algunas pistas, más de la mitad, que nos vayan mejor a nosotros».

En teoría, México parece un circuito nivelado con zonas de potencia y curvas rápidas, buenas para Mercedes, pero también un sector lento que beneficia al Red Bull. De lo que viene por delante, Interlagos, Yeda y Abu Dhabi son circuitos para Verstappen (en los urbanos, el RB16B fue superior) mientras que Qatar, un trazado velocísimo, debe ser territorio Hamilton.

Checo suma

En esa pelea por el título es indispensable la ayuda externa. Hamilton tiene a Bottas, que ganó en Estambul y contuvo a Max, y Verstappen tiene a Pérez, que sujetó a Hamilton y logró su segundo podio de la temporada después del triunfo en Azerbaiyán, hace ya varios meses. «Tuve muy mala suerte en las carreras anteriores. En Monza finalicé en el podio, pero tenía la penalización, y en Rusia estaba en el podio a tres vueltas del final. Fue bueno porque no tenía ritmo para igualar a los Mercedes, me sentí incómodo en el coche y aun así maximizamos el resultado. Si somos capaces de hacerlo en las próximas seis carreras, podemos ganar», opina el mexicano. Su equipo le necesita.

Deja un comentario