Volkswagen recompra Europcar por 2.900 millones para seguir avanzando en su transformación en empresa de movilidad

El Grupo Volkswagen ha dado un paso más hacia la compra de Europcar, famosa empresa francesa de alquiler de coches, después de que los reguladores financieros de Francia aprobaran su oferta de compra de la empresa por 2.900 millones de euros.

Volkswagen se asoció en julio con el gestor de activos británico Attestor Limited y el conglomerado automovilístico holandés Pon Holdings para presentar una oferta de 2.900 millones de euros (2.400 millones de libras), es decir, a 50 céntimos por acción. 

Para Europcar, es como volver a empezar. El rent-a-car ya era propiedad del grupo Volkswagen y lo fue hasta 2006. Ese año, el gigante alemán (12 marcas, 118 fábricas en el mundo con 665.000 empleados y 223.000 millones de euros de facturación) vendió Europcar, entonces en pleno crecimiento, a la sociedad de inversión francesa Eurazeo por 3.100 millones de euros. Quince años más tarde, vuelve a comprar la empresa a un precio algo más bajo.

Para Europcar, la llegada del grupo alemán es un alivio, aunque quizá no para todas las 340 agencias de la marca repartidas en 140 países (y con una flota total de más de 350.000 coches). Y es que al parecer, Volkswagen se compromete a mantener el empleo únicamente en Francia, dejando además la sede de la marca en París.

Volkswagen: un paso hacia convertirse en proveedor de soluciones de movilidad.

Que Volkswagen vuelva a comprar Europcar no es una curiosidad, es un paso más hacia en su estrategia (similar a la de casi todos los grandes grupos) de convertirse en proveedor de soluciones de movilidad.

Volkswagen ID.3 en línea de montaje Volkswagen ID.3 en línea de montaje

Como explicaba a Reuters este verano el CEO de Volkswagen, Herbert Diess, el objetivo es convertir Volkswagen en un proveedor de «servicios de movilidad» con tecnología. Es un mercado que, según él, se multiplicará por 10 hasta alcanzar los 100.000 millones de dólares en todo el mundo en 2030.

A medida que los conductores más jóvenes renuncian a tener un coche en propiedad, es más probable que opten por alternativas como el transporte compartido y los servicios de suscripciones mensuales. En un futuro, los pasajeros pedirán «robotaxis» sin conductor vía una app para moverse por el centro de las ciudades.

Europcar proporciona una avanzada gestión de flotas, así como “una amplia red de sucursales en los principales aeropuertos, estaciones de tren y en el interior de las ciudades, y ayudará a Volkswagen a lograr sus ambiciosos objetivos de servicios de movilidad», explicó Herbet Diess.

En Motorpasión | Probamos el Volkswagen ID.3, el coche eléctrico para todo y para todos es el Golf del siglo XXI

Deja un comentario